“En Francia no existe una sociedad homogénea” | Europa | DW | 29.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“En Francia no existe una sociedad homogénea”

La socióloga Amir-Moazami califica el debate sobre el burkini como superficial y critica que Francia no se cuestione su pasado de potencia colonial.

DW: El Consejo de Estado francés ha calificado como incompatible con la legislación la prohibición del uso de burkini impuesta en el municipio de Villeneuve-Louet. ¿Qué opina usted de ello?

Schirin Amir-Moazami: Una palabra sobre la prohibición: habla de una suerte de pánico moral. Finalmente muestra que existe una política de prohibición total cada vez más generalizada en Francia, pues no solo incluía al burkini, sino también a la niqab. Y esto afecta principalmente a los símbolos islámicos. Tras los atentados, la inseguridad se ha concentrado en una prenda.

Francia es un estado laico. ¿Qué rol juega ello en este debate?

La tradición laica francesa es, en los hechos, muy fuerte. Francia es el único país de Europa, aparte de Turquía, en donde la separación de Estado y religión está consagrada en la Constitución. En ese contexto, sin embargo, el Estado regula también el espacio público, y con ello la vida y la práctica religiosa. Esto hace todo este asunto mucho más complejo, pues no queda claro dónde está el límite entre las áreas políticas y religiosas.

¿Qué tan importantes son los símbolos para la unidad y la identidad cultural de una sociedad?

En Francia no existe una sociedad homogénea desde hace muchos años. Eso está fuertemente relacionado con el pasado colonial y luego con la política de inmigración del país. Lo que vivimos ahora son repercusiones de ese pasado colonial. Por eso es muy difícil hablar de “valores” franceses específicos, especialmente si el tema en discusión es cuánta piel debe quedar al descubierto en el espacio público. Es lamentable que Francia no haya analizado críticamente su pasado, por ejemplo preguntándose por sus consecuencias en la actualidad. Lo que está claro es que no puede hablarse más de valores “franceses”.

Este tema se ha debatido con vehemencia en Francia. El filósofo y escritor Alan Finkielkraut dijo que muchos franceses ya no se sienten en casa en su propio país.

Esas declaraciones me parecen complicadas. ¿Qué significa estar en casa de cara a un pasado en el que Francia llevó esa “casa” a otros lugares del planeta? El mismo Finkielkraut tiene raíces judías de las que ha hablado públicamente. Creo que pasamos por alto que los magrebíes no van a Francia para islamizarla, sino que esto tiene más que ver con inmigración postcolonial.

Schirin Amir-Moazami.

Schirin Amir-Moazami.

¿Cree que esta situación tensa termine convirtiéndose en una historia de integración exitosa?

Ahora mismo las cosas se están llevando mal en Francia, es difícil que las cosas tomen un curso sensato. La polarización de la sociedad (y en Alemania pasa algo parecido) está tan avanzada que llega a dar miedo. La reciente decisión del Consejo de Estado sobre la prohibición del burkini va en la dirección correcta, pues no hay que permitir que este tema polarice aún más a la sociedad. Sería muy equivocado llevar esta discusión a un terreno que afectaría solo a las mujeres. En lugar de eso, hay que mirar más a determinadas cuestiones sociales, porque en Francia, así como en Alemania, los musulmanes representan a una clase determinada, de la que ha surgido una cultura que ha sido discriminada.

¿Dice usted que el problema religioso-cultural actual es en realidad un asunto político-económico?

En parte. Es un componente importante, sin duda. Pero no me gustaría caer en los clichés marxistas de una lucha de clases encubierta. No iría tan lejos. Pero si miramos a los suburbios de las grandes ciudades, veremos que son habitados en su mayoría por inmigrantes y sus hijos, entonces es obvio que ha surgido una cierta clase. La religiosidad está siempre unida a las condiciones sociales, políticas y económicas.

Schirin Amir Moazami es politóloga y socióloga. En el Instituto de Estudios Islámicos de la Universidad Libre de Berlín su especialidad es el tema Islam en Europa.


DW recomienda