1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

En duda reunión de Merkel y Hollande con Tsipras

El rechazo de los acreedores a la propuesta de Atenas para destrabar el nuevo financiamiento motivó el impasse.

La reunión prevista para este miércoles 10 de junio entre la canciller de Alemania, Angela Merkel; el presidente de Francia, François Hollande; y el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, quedó en entredicho este martes (09.06.2015), luego de que la propuesta de Atenas para destrabar un nuevo financiamiento para su alicaída economía y evitar una cesación de pagos fuera considerada insuficiente por los acreedores.

Fuentes de la UE citadas por la agencia de noticias Reuters hicieron hincapié en que las ofertas presentadas por Grecia no dejaron satisfechas a sus contrapartes y que no se prevén nuevas reuniones entre los representantes de Atenas y de la troika. “Si no hay movimiento, no hay reunión”, dijo un funcionario de la UE. “Alemania y Francia no ven el sentido de una reunión por ahora”, añadió la fuente.

Los dirigentes de Alemania, Francia y Grecia tenían previsto encontrarse al margen de una cumbre de líderes de la UE y jefes de Estado y gobiernos de América Latina en Bruselas, para alcanzar un acuerdo político sobre propuestas técnicas presentadas por Grecia. Un acuerdo sobre una serie de reformas que Atenas implementaría a cambio de nuevos préstamos salvaría al país de la bancarrota y posiblemente de una salida del euro.

Primero Grecia, ¿luego Italia?

Tsipras, que pidió el respaldo de su coalición Syriza y descartó de plano la posibilidad de llamar a elecciones, rechazó el miércoles pasado la oferta de los acreedores (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), por lo que desde entonces estos esperaban una contrapropuesta. Fuentes europeas citadas por el diario griego Kathimerini aseguraron que, una vez que la vieron, descubrieron que contiene elementos que ya han sido rechazados en el pasado y no da lugar a un “progreso constructivo”.

Por su parte, en una entrevista con el diario italiano Corriere della Sera, el primer ministro Tsipras aseguró que si Grecia se viera obligada a salir de la eurozona, España o Italia podrían seguir el mismo camino, lo que conduciría al colapso del bloque monetario. “Sería el inicio del fin de la eurozona. Si la cúpula política europea no puede manejar un problema como el de Grecia, que representa el dos por ciento de su economía, ¿cómo reaccionarán los mercados a países que están afrontando problemas mucho mayores, como España o Italia, que tiene una deuda pública de 2.000 millones (de euros)?”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)