1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Estudiar en Alemania

En Alemania hay buenos motivos para realizar el doctorado

Alemania apuesta por las escuelas de posgrado para poder competir por los cerebros más inteligentes. Y eso se nota, ya que las universidades germanas son cada vez más populares entre los doctorandos extranjeros.

default

Beso de un joven doctor en la fuente Gänseliesel en Göttingen.

¿Qué papel desempeñan las redes transgubernamentales en la defensa  contra el bioterrorismo? Octavio Segovia quiere responder a este planteamiento en su proyecto de doctorado. Se trata de observar cómo se entienden los gobiernos entre sí para luchar contra el terrorismo llevado a cabo con armas biológicas. Octavio Segovia es mexicano y desde 2010 está realizando su doctorado en la „Berlin Graduate School for Transnational Studies“. El decidió a propósito estudiar una carrera de posgrado en Alemania: „La gente aquí es más crítica que en otros países. Esto era muy importante para mí ya que yo no quería tan solo reproducir un modelo preestablecido“, dice Segovia. En México aprendió alemán, hecho que también influyó en su decisión de estudiar en Alemania.

Alemania es más competitiva con escuelas de postgrado

Das ist Thomas Risse, Gründer der Berlin Graduate School for Transnational Studies, Professor für Politikwissenschaft an der Freien Universität Berlin.

Thomas Risse.

Al igual que Octavio, cada vez más futuros doctores eligen las universidades germanas. La cifra se ha duplicado en los últimos diez años. „En el pasado, Alemania no era un país atractivo para doctorandos, pero ha cambiado gracias a las escuelas de posgrado“, dice Thomas Risse, fundador de la Graduate School for Transnational Studies de Berlín.

Las escuelas graduadas disponen de programas estructurados de doctorado. Hay ya alrededor de 700 en Alemania. Los doctorandos asisten a cursos  durante el primer año y tienen para su proyecto de investigación un equipo de asesores de hasta tres catedráticos. Además se fomenta el intercambio entre los futuros doctores a través de eventos. A esto se le añade que la mayoría de las escuelas de posgrado ofrecen becas: „La ventaja en comparación con Estados Unidos es que aquí el periodo de estudios es más breve“, dice Risse. Un estudio de postgrado dura en EE.UU. entre siete y nueve años. „En la mayoría de las escuelas de posgrado se intenta que los doctorandos finalicen su proyecto entre tres y cuatro años“, dice Risse.

Es necesario hacer más publicidad en el extranjero

Octavio Segovia, DAAD-Stipendiat, Doktorand an der Berlin Graduate School for Transnational Studies. Zugeliefert durch Rayna Breuer am 13.10.2011. Copyright: Octavio Segovia

Octavio Segovia, becario y doctorando del DAAD.

Octavio Segovia oyó casualmente y durante una estancia de estudios en Asia de la existencia del catedrático alemán de la Graduate School de Berlín. „Aunque hay una oficina del DAAD en mi ciudad en México, nadie va a la universidad a hacer publicidad sobre los programas de doctorado“, dice el doctorando. Muchos estudiantes en México no sabían en absoluto que se puede estudiar en inglés en Alemania. Para aumentar el grado de popularidad de dicha escuela en el extranjero, el DAAD convocó programas universitarios de fomento: „El DAAD quiere contribuir a organizar la formación para doctorados en Alemania de forma más internacional“, dice Birgit Klüsener, coordinadora del grupo DAAD para la Internacionalización de la Investigación. Los futuros doctores deben tener acceso a ofertas estudiantiles estructuradas. „Los medios de fomento favorecen sobre todo a las universidades germanas que desean introducir los programas internacionales de doctorado“, dice Klüsener.

Cada año hay 100.000 euros a disposición por proyecto. Este dinero se invierte, entre otras cosas, en la comercalización de programas de doctorado en el extranjero y en el asesoramiento de doctorandos extranjeros. También la Graduate School for Transnational Studies en Berlín saca provecho de estos programas de fomento del DAAD. A través de publicidad en el extranjero, esta escuela desea aumentar el número de estudiantes de todo el mundo, comenta Thomas Risse.

Los mejores deben venir a Alemania

En este año se admitieron diez estudiantes en la Graduate School de Berlín para realizar el doctorado, tres de ellos no son alemanes. La meta es sin embargo atraer a los estudiantes extranjeros que se irían a Stanford, Oxford o Berkeley, matiza Risse. „No creemos que seamos en Alemania una opción en las Ciencias Sociales para doctorandos estadounidenses, pero quiero que vengan estudiantes extraordinarios de Turquía, Kirguistán, Uzbekistán, Kenia o México. Y a esos países también tenemos que ir nosotros.“

Autor: Rayna Breuer/Rosa Macías

Editor: Enrique López

DW recomienda