1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

En Alemania, Deutsche Bank pide perdón a toda página

Deutschland Deutsche Bank - Jahreszahlen 2016 - Vorstandschef John Cryan (picture-alliance/dpa/S. Prautsch)

John Cryan, presidente de la junta directiva de Deutsche Bank.

Este sábado (4.2.2017), el mayor banco de Alemania, Deutsche Bank, publicó anuncios a toda página en varios diarios del país con el siguiente texto: "Desde que asumí el cargo de presidente del Deutsche Bank hace un año y medio hemos tenido que destinar unos 5.000 millones de euros a litigios legales que datan en parte de hace muchos años. (…) Queremos pedir disculpas por ello. Se cometieron errores graves”. El mensaje lleva la rúbrica de la máxima autoridad de esa entidad, el británico John Cryan; de hecho, se trata de una transcripción del discurso articulado por Cryan el jueves pasado (2.2.2017), cuando presentó el balance de 2016.

El acto de contrición del Deutsche Bank gira en torno a faltas que le costaron al banco su dinero, su reputación y la confianza de sus clientes, explicó Cryan.  "Seguramente habrá todavía más litigios que van a repercutir negativamente en nuestros resultados; pero damos nuestros principales casos judiciales por culminados”, se indica en los avisos de prensa pagados. Deutsche Bank perdió el año pasado 1.400 millones de euros tras registrar pérdidas récord de 6.800 millones de euros en 2015 como consecuencia de una serie de litigios y de un plan de saneamiento radical.

Deutsche Bank llegó recientemente a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos por los negocios que hizo con hipotecas basura estadounidenses antes de la crisis financiera de 2008. Además pagó multas en Estados Unidos y el Reino Unido por un escándalo de lavado de dinero y por la manipulación deliberada del valor de la tasa Libor, de referencia en los mercados de divisas. Estos escándalos judiciales tuvieron un impacto directo sobre su área de negocios

La situación de incertidumbre que se vivió en los mercados en octubre de 2016, en vísperas de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciase una multa millonaria para la entidad, llevó a las acciones de la compañía a sufrir su mayor caída histórica en la Bolsa. Para afrontar las pérdidas el banco anunció en 2016 la supresión de 9.000 puestos de trabajo en todo el mundo hasta el año 2018, así como la retirada de diez mercados, entre ellos, varios países de Latinoamérica. En Alemania se procedió también a reducir el número de filiales, de 723 a 525. (dpa)