1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Empresas europeas financian a escépticos del cambio climático en la campaña por el Senado estadounidense

Un informe de organizaciones no gubernamentales señala que las subsidiarias estadounidenses de grandes firmas europeas hacen contribuciones a las campañas de esos políticos.

default

El Comité de Acción Política de Bayer ha donado 108.000 dólares a la campaña senatorial.

La Red de Acción Climática de Europa (CAN-E por sus siglas en inglés), que agrupa a varias organizaciones no gubernamentales, publicó un informe en el que acusa a ocho grandes compañías europeas de donar fondos de manera desproporcionada a candidatos para el Senado de Estados Unidos conocidos por su negación del cambio climático.

Entre los donantes figuran la farmacéutica Bayer, BASF, la petrolera British Petroleum (BP), recordada por el desastre ambiental del Golfo de México; la energética GDF/Suez y la empresa del acero ArcelorMittal. Las elecciones son el próximo 2 de noviembre.

Lass empresas analizadas por CAN han aportado un total de $306.100 (219.400 euros) a diferentes candidatos al Senado. El 78% de esos aportes fueron para candidatos que niegan el cambio climático o para senadores que votaron contra la iniciativa del presidente Barack Obama de tasar las emisiones de dióxido de carbono.

Tomas Wyns, asesor político de CAN, califica esos aportes como un acto de “hipocresía”.

“En sus sitios web estas multinacionales dicen muchas cosas buenas sobre la lucha contra el cambio climático, luego aportan una cantidad significativa de dinero a senadores que bloquean la acción climática o incluso a algunos que abiertamente niegan que el cambio climático es real y causado por los humanos”, enfatizó.

“Pura coincidencia”

Windenergie Texas Roscoe Windrad

Bayer y BASF destacan que han invertido en el desarrollo de tecnologías más amigables con el ambiente

Tanto BASF como Bayer manifestaron a Deutsche Welle que la ley de Estados Unidos no permite a sus subsidiarias en ese país financiar directamente a algún candidato, pero que sí lo pueden hacer sus empleados y accionistas a través de un Comité de Acción Política (CAP), que recauda dinero y lo distribuye a su antojo.

El CAP de Bayer es el que más donaciones ha hecho, con un total de 108.000 dólares, de los cuales 78.200 fueron para “bloqueadores y negadores”, de acuerdo con CAN. Sin embargo, Rolf Ackermann, vocero de Bayer, dijo que la acusación de que esa empresa apoya de manera sistemática a políticos que niegan el cambio climático es absurda.

“Eso iría contra la política de nuestra empresa, que apoya la lucha contra el cambio climático”, señaló. El vocero agregó que Bayer ha gastado 1.000 millones de euros en los últimos 30 meses en investigaciones relacionadas con el tema y en el cumplimiento de los ambiciosos objetivos de la compañía respecto a la reducción de emisiones.

“En las elecciones al Senado hay cantidad de temas que son relevantes. Nos gustaría que todos los candidatos pensaran en el cambio climático como nosotros, pero desafortunadamente no es así. Es pura coincidencia que entre aquellos a quienes apoyamos por otras razones, haya algunos que piensan diferente respecto al tema”, señaló.

Apoyan a “figuras estratégicas”

Blanche Lincoln US Senatorin

Blanche Lincoln es senadora por el estado de Arkansas.

Sin embargo, Wyns destacó que en la lista de favorecidos hay figuras emblemáticas que “se ganan la vida negando encambio climático, ésta ha sido su principal actividad en los últimos años; es como decir que se patrocina a David Beckham porque juega bien al ping-pong”.

También llamó la atención sobre el hecho de que los pocos candidatos demócratas que recibieron apoyo, son reconocidos escépticos del cambio climático. Tal es el caso de la senadora Blanche Lincoln, quien quebró la mayoría demócrata para las propuestas de Obama y quien recibió la mayor parte del dinero de las ocho empresas.

El informe también destaca que estas empresas de manera insistente se oponen al endurecimiento de los parámetros ambientales en Europa, sobre la base de que les restarían competitividad en vista de la inacción ante el problema del resto del mundo, en especial Estados Unidos.

El informe concluye que “lo que queda claro ahora es que esas mismas empresas financian a figuras estratégicas de la política de Estados Unidos responsables por esa inacción”.

Autor: Michael Lawton / Vinicio Chacón

Editor: Enrique López

DW recomienda