1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Empresario chileno acusado de estafa se defiende desde Malta

El empresario chileno Alberto Chang, acusado de defraudar unos cien millones de dólares a casi un millar de personas a través de una estafa piramidal, refutó las acusaciones en su contra y aseguró que pagará a los inversionistas del grupo Arcano.

Chang, quien se encuentra en Malta desde el pasado 12 de marzo, aunque su permiso de residencia en la isla fue revocada a fines de abril, descartó haber cometido el delito de lavado de activos que le imputa la Justicia chilena.

"Están intentando extraditarme pero no por el delito de fraude, sino por lavado de activos, que es una actividad que nunca he realizado, porque la compañía es 100 % mía. Uno no puede lavar su propio dinero", dijo en una entrevista con el diario Times of Malta que replican los medios locales. "Tenemos la voluntad de pagar y lo hemos demostrado en todas las acciones que hemos hecho", agregó.

La Fiscalía chilena detalló que Chang, presidente del Grupo Arcano, transfirió desde las cuentas de las sociedades del grupo a una cuenta propia cerca de 14 millones de dólares entre octubre de 2015 y marzo de 2016. Una operación que para el empresario es "muy transparente porque todo el dinero ha sido transferido entre cuentas bancarias".

"Estoy hablando de los bancos más grandes del mundo: JP Morgan, UBS, Citibank. Así que la imputación de lavado de dinero es una excusa muy pequeña para solicitar una extradición", afirmó Chang. El empresario está convencido de que será "enviado a prisión" en el momento en el que pise suelo chileno, motivo por el cual descarta volver a su país. Asimismo, señaló que el 80 % de los activos de su grupo se encuentran en el extranjero. "Si no firmo, nadie puede tocarlos", explicó.

El pasado 28 de abril la justicia chilena decretó prisión preventiva para su madre y socia, Verónica Rajii, procesada por delitos de estafa e infracción a la ley de bancos, por considerar que representaba "un peligro para la sociedad". Chang aseguró que la crisis de confianza que sacude a Chile es una de las razones por las cuales está siendo investigado por la justicia.

"En los últimos años ha habido una inquisición política y económica. Todas las grandes empresas han ido a juicio por temas políticos, que van desde pagos al Gobierno a fraude tributario", recalcó.

Según el Ministerio Público, para captar clientes el Grupo Arcano ofrecía rentabilidades mensuales de hasta un 2,5 %. Se estima que Chang recaudó aproximadamente 100 millones de dólares, quince de los cuales están invertidos en empresas como Uber, Snapchat y Open English.

La justicia chilena decretó prisión preventiva para Chang y solicitó a Interpol que alerte a la comunidad internacional sobre cualquier movimiento que realice el imputado con el fin de detenerlo (efe).