1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Empieza en Ramala semana de boicot contra Israel

Más de un millar de palestinos y activistas internacionales participaron en Ramala en una marcha a favor del boicot y la desinversión en Israel, con motivo del comienzo de la semana del movimiento BDS en todo el mundo.

La marcha avanzó por la calles de la ciudad para pedir el respaldo a la decisión del comité nacional del BDS de seguir las actividades para aislar al "régimen de apartheid y colonización" impuesto por Israel en los territorios ocupados, según la agencia local Maan.

Yamal Yuma, secretario del comité nacional, dijo en su discurso que "esta marcha inaugura una semana de actividades para oponerse al apartheid" en la que participarán "cientos de universidades y ciudades de todo el mundo". El objetivo del BDS es afianzar el apoyo internacional a una resistencia popular de carácter similar a la aplicada contra Sudáfrica en los años ochenta.

¿Invertir, desinvertir o no invertir en Israel?

Después de no prestarle particular atención en sus primeros años, el Gobierno israelí se ha tomado en serio las actividades del BDS en el último año y ha organizado respuestas diplomáticas, políticas y legales para frenar su influencia e impacto. Un ejemplo pudo verse en la reciente colocación de carteles antiisraelíes en el metro de Londres, lo que propició una respuesta inmediata del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que llamó al alcalde de esa ciudad para exigir que fueran retirados.

Otras actividades incluyen la adopción de medidas legales contra cualquier intento de boicot. La semana de actos por todo el mundo busca, a decir de Yuma, "subrayar la respuesta del BDS a las acciones de gobiernos que han decidido actuar contra sus actividades internacionalmente".

En una octavilla distribuida durante la marcha los convocantes aseguraron que el boicot y la desinversión están afectando a la economía israelí y cifraron en un 46% el daño causado a las inversiones directas extranjeras en Israel entre 2013 y 2014.

JOV (efe, Terra)

DW recomienda