1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Emisiones en EU se acercan a los objetivos de Kyoto

La Unión Europea (UE) recortó sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 1,2 por ciento en 2007 y se acerca, con ello, a los objetivos estipulados en el Protocolo de Kyoto para combatir el cambio climático, informó la agencia medioambiental del bloque comunitario.

No obstante, continúan las dudas acerca de las habilidades de la UE para llevar a cabo los recortes mucho más ambiciosos que se ha impuesto a sí misma para 2020. Los últimos datos dados a conocer por la Agencia Europea de Medioambiente (EEA en sus siglas en inglés) indican que las políticas de la UE aún no han tenido repercusiones en las emisiones de vehículos y de los hogares, cuya suma constituye casi una cuarta parte de la producción de la UE.

De acuerdo con la EEA, las emisiones de gases causantes del calentamiento global en los 27 Estados miembros de la UE cayeron un 1,2 por ciento en 2007, a pesar del crecimiento económico del 2,9 por ciento. Las emisiones en los 15 miembros de mayor antigüedad de la UE, que generan el 80 por ciento de las emisiones, cayeron un 1,6 por ciento, pese a un crecimiento económico del 2,7 por ciento. En total, desde 1990 se recortaron las emisiones un cinco por ciento en la UE, lo que se acerca a la reducción del ocho por ciento de media que marca el Protocolo de Kyoto para el periodo comprendido entre 2008 y 2012.

Esta noticia "nos da la confianza de que lograremos cumplir el objetivo de Kyoto ... Las políticas y medidas climáticas proactivas adoptadas a escala nacional y europea desde Kyoto comienzan a dar resultados", señaló el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en un comunicado.


Sin embargo, no hay respuesta a la crucial cuestión de si la UE será capaz de recortar sus emisiones al menos un 20 por ciento por debajo de los niveles registrados en 1990 hasta 2020, según el compromiso adquirido por el bloque en marzo de 2007. De acuerdo con la Comisión, la principal razón por la que cayeron las emisiones de los hogares se debe a que el invierno de 2007 fue cálido, pero no a un cambio de calado en los hábitos de consumo energético por parte de los ciudadanos de la UE.


Los datos de la EEA muestran, por otro lado, que las emisiones del transporte por carretera aumentaron un 0,6 por ciento en 2007, a pesar de todos los esfuerzos de la UE por reducirlas.


dpa