Elisabeth Käsemann, una víctima alemana de la dictadura argentina | América Latina | DW | 12.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Elisabeth Käsemann, una víctima alemana de la dictadura argentina

Deutsche Welle habló con un experto sobre el inminente veredicto en el proceso que se le sigue en Argentina al personal del centro de tortura El Vesubio, en el que fue asesinada la alemana Elisabeth Käsemann en 1977.

Gen. Jorge Rafael Videla, center, is sworn-in as President at the Buenos Aires Government House on March 24, 1976 accompanied by Adm. Emilio Massera, left, and Brig. Orlando Agosti, right, members of the junta that overthrew President Isabel Peron. During the dictatorship's so-called Dirty War, the armed forces waged a campaign against leftist and other political opponents that left at least 9,000 poeple killed or disappeared, by the government's count. Human rights groups put the figure closer to 30,000. The extent of abuses was made public after Argentina returned to democracy in 1983. (AP Photo)

Elisabeth Käsemann era percibida por el régimen de Videla como una figura “subversiva”.

En los próximos días, la Justicia argentina dará a conocer su veredicto en el proceso que se le sigue a Pedro Durán Sáenz, director del centro de tortura El Vesubio en la provincia de Buenos Aires, y a siete de sus cómplices por los tormentos infligidos a los opositores de la dictadura militar de Jorge Rafael Videla (1976-1983) y los asesinatos perpetrados durante este oscuro período de la historia de ese país latinoamericano.
El juicio en cuestión no le es del todo indiferente a los alemanes. Y es que una de las víctimas de Durán Sáenz –quien murió a los 76 años en junio a causa de una afección cardíaca– fue una conciudadana de Tubinga: la socióloga Elisabeth Käsemann, percibida por el régimen de Videla como una figura “subversiva”, fue secuestrada, internada y torturada en El Vesubio el 8 de marzo de 1977. La última vez que se le vio con vida fue el 23 de mayo del mismo año. Käsemann acababa de cumplir los 30 años de edad.
Deutsche Welle habló sobre el tema con el abogado Wolfgang Kaleck, miembro del Centro Europeo para los Derechos Humanos y Constitucionales, y de la Coalición contra la Impunidad, un grupo de organismos que se articularon en Nuremberg en 1998 para esclarecer los casos de los alemanes y descendientes de alemanes desaparecidos durante la última dictadura argentina.
Deutsche Welle: ¿Qué relevancia tiene el proceso judicial en torno al centro de torturas El Vesubio para Argentina y otros países que son o fueron regidos por dictaduras como la de Jorge Rafael Videla?
Elisabeth Käsemann, undatierte Aufnahme. Elisabeth Käsemann, Tochter des bekannten Tübinger Theologieprofessors Ernst Käsemann, wurde am 11.05.47 in Gelsenkirchen geborenen. Sie lebte nach ihren Schulbesuchen 1954 bis 1966 in Göttingen und Tübingen und studierte in Berlin Soziologie. Ab 1968 lebte sie durchgängig in Lateinamerika, zuletzt mehrere Jahre in Argentinien.Bis zu ihrer Entführung am 08./09.03.77 in Buenos Aires hatte sie dort ihren Wohnsitz. In der Nacht vom 8. auf den 9. März 1977 wurde sie von argentinischen Sicherheitskräften aus ihrer Wohnung in Buenos Aires entführt, in Konzentrationslagern gefoltert und am 24. Mai 1977 ermordet.

Elisabeth Käsemann.

Wolfgang Kaleck : Al caso de El Vesubio no se le da mucha importancia en Argentina porque, en este momento, otros incidentes afloran a diario y acaparan la atención de la sociedad. Además, el de El Vesubio es uno de muchos procesos abiertos en contra de quienes cometieron desmanes durante la dictadura militar. Sin embargo, es importante decir que, en conjunto, los juicios que se le siguen desde 2007 a aproximadamente 150 militares y policías en tribunales argentinos tienen una gran relevancia histórica porque constituyen un modelo a seguir en todo el mundo, empezando por Uruguay, Chile, Brasil, Colombia y Perú. Ningún país se ha esforzado tanto en exorcizar su pasado como Argentina.

En este mismo contexto, ¿qué significa el caso de Elisabeth Käsemann para Alemania?
El proceso de El Vesubio tiene una gran relevancia para Alemania porque, de entre los casos de ciudadanos alemanes torturados, asesinados y desaparecidos durante la dictadura militar en Argentina, el de Elisabeth Käsemann es el más conocido. En Alemania se hicieron varios esfuerzos para llevar el caso Käsemann a los tribunales: el último intento fue el de la Coalición contra la Impunidad, pero la Fiscalía de Nuremberg ha investigado el caso meticulosamente desde 1999 y el Tribunal Territorial de de Nuremberg emitió órdenes de arresto en 2002 y 2003 contra varios militares argentinos, incluyendo al dictador Jorge Rafael Videla.
El Estado alemán interviene en este proceso judicial como querellante, pero, en 1977, hizo poco para salvar a Käsemann…
** FILE ** Former military President Gen. Jorge Rafael Videla is seen in this June 1978, file photo. A federal court threw out amnesties Wednesday for former Gen. Videla and former Navy chief Eduardo Massera, leading members of the 1976-1983 military junta, saying they must serve their life terms in prison for crimes against humanity. The military junta waged a dirty war against political opponents, seizing and killing about 9,000 people, according to official records. Human rights groups put the death toll closer to 30,000. (AP Photo/Eduardo Di Baia)

Jorge Rafael Videla, ex dictador argentino.

Tanto la familia Käsemann como los miembros de la Coalición contra la Impunidad hemos criticado el comportamiento del Gobierno alemán de cara a la detención de Elisabeth Käsemann por parte del estamento argentino en 1977. No sólo la diplomacia, sino muchas otras instituciones germanas pactaron con la dictadura argentina y se mostraron pasivas frente a los casos de alemanes y descendientes de alemanes desaparecidos en el país suramericano. Esa posición cambió apenas a partir de 1999, cuando el Ministerio de Exteriores y la embajada alemana en Buenos Aires comenzaron a mostrar disposición a investigar la materia. Y se ha hecho mucho en la última década.

¿No se pueden establecer responsabilidades políticas y penales para castigar a los funcionarios alemanes que se cruzaron de brazos en lugar de defender la integridad física de Elisabeth Käsemann y otros compatriotas en la Argentina de Videla?
En términos penales sería muy difícil atribuir esas omisiones a personas específicas. Hasta ahora, y pese a la actual apertura del Ministerio de Exteriores, no se ha podido determinar cuáles de sus miembros fueron responsables por la falta de agencia de esa institución y de su cuerpo diplomático en relación con los alemanes desaparecidos en Argentina. La Coalición contra la Impunidad siempre exigió que ese comportamiento fuera investigado oficialmente, pero esa averiguación nunca se hizo. Y eso es lamentable porque impide que el Estado alemán aprenda de sus errores.
Autor: Evan Romero-Castillo
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda