1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Elecciones en Grecia: entre esperanza y temor

Las anticipadas elecciones parlamentarias en Grecia polarizan al electorado. Los unos temen por la estabilidad, los otros exigen un cambio radical de la política.

Antonis Samaras, primer ministro de Grecia.

Antonis Samaras, primer ministro de Grecia.

Los pronósticos para Grecia son sombríos: entre las advertencias de una quiebra nacional, el Gobierno y la oposición libran un duro pulso por el poder. Yorgos Sarandopoulos sigue, con gran preocupación, las noticias en su salón de belleza en el norte de Atenas. El futuro de este joven padre de familia, como de todos los pequeños empresarios, depende de que Grecia brinde condiciones económicas y sociales estables.

Pero la actual campaña política ha polarizado a la ciudadanía como nunca antes en los últimos 20 años. Por un lado, Antonis Samaras, líder del partido conservador en el Gobierno, lucha por su sobrevivencia política y advierte de las consecuencias negativas de una salida de la eurozona, en caso de que la oposición gane. Por otra parte, la izquierda opositora, que lidera en las encuestas, aboga por una ruptura con los acreedores y exige una renegociación de la deuda pública, o una moratoria.

La crisis económica le ha acarreado a Sarandopoulos muchos problemas. Al igual que a muchos otros griegos, este peluquero confía en un alivio de la severa política de ahorro. Él tiene que pagar ahora un préstamo bancario con el que modernizó su negocio poco antes de que estallara la crisis.

Pero Yorgos Sarandopoulos ha perdido la confianza en los políticos tradicionales: “Solo cuando viajan al exterior son confrontados con la realidad”, dice a DW y propone que “los políticos griegos debieran unirse en torno a una propuesta nacional para la solución de la crisis”.

"Grecia no se merece esto"

Leonidas también está preocupado. Él es un empleado de un banco de Atenas que gana un buen salario y no quiere dar su nombre completo. Leonidas rechaza la retórica radical que domina la campaña electoral en Grecia. "Estamos en una difícil situación y solo podemos esperar que las parlamentarias traigan finalmente la estabilidad que necesitamos", dice. Y añade: "No solo se trata de mí, se trata de mis hijos. Para ellos quiero un futuro mejor. Nuestro país no se merece esto".

Algunas de las aseadoras que luchan por su reintegración al trabajo.

Algunas de las aseadoras que luchan por su reintegración al trabajo.

La pregunta es: ¿cómo debe surgir la Grecia del futuro? En la campaña electoral griega se oye poco de ello. Los políticos parecen estar demasiado ocupados con recriminaciones mutuas. La guerra de palabras opaca las pocas propuestas para acabar con el desempleo récord. Mientras la oposición de izquierda promete favores financiados con fondos públicos y quiere revertir la privatización de antiguas empresas del Estado, el primer ministro conservador Samaras insiste en continuar reduciendo, poco a poco, los impuestos, así como concediendo mejores condiciones de operación a las empresas para que aumenten su inversión en Grecia.

Entretanto, algunas de las trabajadoras más desprotegidas lograron una victoria jurídica después de haber sido despedidas: en mayo de 2014 una corte ordenó la reintegración al trabajo de 397 aseadoras. El Gobierno griego apeló la decisión y en febrero se espera un veredicto Ahora, estas mujeres esperan que una victoria de la izquierda les garantice el regreso a sus puestos de trabajo.