Elecciones en Francia: llegó la hora de sufragar | Europa | DW | 05.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Elecciones en Francia: llegó la hora de sufragar

Este domingo (6.5.2012) tiene lugar el duelo definitivo entre Sarkozy y Hollande por la presidencia de Francia. El primero ha dado todo de sí para ganar, pero es el segundo quien tiene mayores probabilidades de vencer.

Son los votantes en ambos extremos del espectro político francés quienes decidirán este domingo (6.5.2012) si el socialista François Hollande ascenderá a la presidencia del país o si su principal contrincante, Nicolas Sarkozy, tendrá una segunda oportunidad como jefe de Gobierno. Y, al parecer, también está en manos de los ultras de izquierda y derecha definir en los comicios legislativos de junio quién tendrá más fuerza en el Parlamento.

En este momento, a la líder del partido de extrema derecha Frente Nacional, Marine Le Pen, no le sirve de nada el 18 por ciento de votos que consiguió en la primera vuelta de los comicios presidenciales; pero sus seguidores le auguran un éxito sin precedentes en el mes que viene. De ahí que Etienne François, del Centro Francés de la Universidad Libre de Berlín, diga que Le Pen ya alcanzó su objetivo.

“El cambio de lenguaje que Marine Le Pen ha propiciado en el seno del partido condujo a que el Frente Nacional se ‘normalizara’ ”, explica el experto, aclarando que ese ajuste formal no vino de la mano de un cambio de fondo. Los temas con los que Marine hizo campaña electoral son prácticamente los mismos que, en su momento, impulsaron la popularidad de su padre y fundador del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen.

Sarkozy, a la caza de votos

Frankreich 1. Mai 2012 Marine Le Pen

Los seguidores de Marine Le Pen le auguran un éxito sin precedentes en los comicios legislativos de junio.

Hollande y Sarkozy han hecho cuanto han podido para persuadir a los indecisos y a los acólitos de otros partidos de darles su apoyo en las urnas. Sarkozy es el candidato presidencial que más se ha empeñado en ganarse la confianza de los simpatizantes de Le Pen. Después de todo, su triunfo sólo estaría garantizado si dos tercios del Frente Nacional votaran por él; un escenario prácticamente imposible, según los analistas políticos.

Al actual presidente francés no parece inquietarle que su coqueteo con la ultraderecha sea un esfuerzo en vano, si no consigue el respaldo del político centrista François Bayrou; Sarkozy sigue perseverando. Aunque él se ha negado explícitamente a cooperar con el Frente Nacional, su lenguaje –plagado de expresiones usualmente atribuidas al electorado más conservador– y los tópicos de su agenda dejan claro a qué público está cortejando.

¿Cómo podrá Sarkozy seducir a los seguidores reunidos en torno al europeísta Bayrou, si no deja de atizar miedos con sus ataques al Acuerdo de Schengen? Quizás presentándose como defensor de un “pacto de crecimiento” para la Unión Europea; cosa que hace apenas desde abril. Hollande, en cambio, viene promoviendo ese pacto desde hace tiempo. Los temores que él genera tienen que ver con su posición de cara al pacto fiscal comunitario.

Hollande y su “pacto de crecimiento”

Frankreich Türkei Armenier verabschiedet Genozid Gesetz Parlament in Paris

Etienne François: “Si Sarkozy pierde, el Frente Nacional colocará a muchos diputados en el Parlameto francés”.

Pero Claire Demesmay, quien dirige el programa de relaciones franco-alemanas en la Sociedad para la Política Exterior de Berlín, asegura que Hollande no exigirá la renegociación del pacto fiscal firmado por 25 Estados europeos porque la canciller alemana, Angela Merkel, no lo aceptará. “Y ella no es la única que se opondría a ello; hay otros países que se niegan a negociar de nuevo el convenio”, sostiene convencida.

En cambio, la idea de Hollande de complementar el pacto fiscal ya suscrito con un programa que estimule el crecimiento, el empleo y la innovación en el continente, luce como un proyecto realista. No obstante, los dos candidatos a la presidencia de Francia han esquivado los temas que realmente preocupan a los habitantes del país: el fortalecimiento de la competitividad industrial, la reducción de las deudas y del desempleo juvenil.

Y esa omisión sólo podrá sostenerse hasta las elecciones legislativas, que supondrán un serio reto para quien quiera que gane los comicios de este 6 de mayo. “Si Sarkozy pierde”, pronostica Etienne François, “el Frente Nacional logrará colocar a muchos diputados en el Parlameto, gracias a las alianzas discretas que los conservadores establecerán con ese partido. Y la representación del Frente Nacional en el Parlamento no hará las cosas más fáciles”.

Autores: Daphne Grathwohl/ Evan Romero-Castillo
Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda