1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Elecciones en España: reacciones desde Alemania y Europa

La voz de las urnas ha hablado en España, y los resultados electorales empiezan a mostrar su verdadera dimensión. Desde los rincones germano-parlantes del parlamento europeo, tres políticos opinan para DW-WORLD.

default

Zapatero dispondrá de otros cuatro años de gobierno.

„Nos alegramos de la victoria histórica del PSOE porque con este triunfo la modernización social de España recibe el apoyo del pueblo español”, dijo el alemán Martin Schulz, socialdemócrata y presidente del Partido Socialista Europeo, en entrevista a DW-WORLD.

Después del asesinato del ex concejal socialista Isaías Carrasco, Schulz instó a los españoles a acudir a las urnas y demostrar con el ejercicio del derecho democrático su repulsa a ETA. Los españoles no defraudaron al germano, ni a Carrasco. La participación en los comicios ronda el 74%, y eso en un país en el que el voto no es obligatorio.

“El ambiente es de serenidad. A final de la campaña ya se vislumbraba una posible victoria del Partido Socialista. Aún no me he encontrado con ningún compañero del Partido Popular, pero ayer por la noche hablé con algunos”, comentaba esta mañana Elmar Brock, parlamentario del Partido Popular Europeo y democratacristiano alemán, a DW-WORLD.

¿Quién es el europeísta?

Collage - Blair, Aznar und Bush

La postura española en la guerra de Irak aún pesa sobre los populares.

“No creo que en el modo de afrontar la política europea existan muchas diferencias entre los dos candidatos”, opinó Brock refiriéndose a Mariano Rajoy y a José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, Europa fue uno de los temas que Rajoy trató con menos gusto durante la campaña electoral. La guerra en Irak, el alejamiento de los socios europeos, la foto de Aznar con Bush y Blair en las Azores… todavía le pesan demasiado al Partido Popular.

“España es un país muy favorable a la integración europea”, recuerda Schulz. Y no cabe duda de que el papel del europeísta en el teatro electoral lo ha representado el candidato socialista, avalado por la retirada de las tropas de Irak y el desbloqueo de las negociaciones sobre la Constitución comunitaria. El presidente lo repitió nada más enterarse de que se mantenía en el cargo: sus esfuerzos estarán orientados a fortalecer la alianza con los países europeos.

Jose Rodriguez Zapatero

Zapatero anuncia su postura europeísta en el primer discurso tras las elecciones.

“Esperamos que el señor Zapatero continúe con su política pro europea”, dice Schulz. “En las relaciones con los países del Mediterráneo, el norte de África y por supuesto también América Latina, Zapatero va a ser crucial para Europa. Yo personalmente he apoyado la política del presidente español de una apertura progresiva hacia Cuba, y en esta dirección vamos a seguir cooperando”.

“Si Zapatero quiere ahora enarbolar la bandera de la rectitud hacia el europeísmo, que venga a la Unión Europea y nos lo cuente. Esperamos que en la práctica, cuando entre en vigor el Tratado de Lisboa y empiece la nueva era en la política exterior y de seguridad comunitaria, el presidente Zapatero actúe como dice que va a hacerlo”, comenta por su parte Brock.

Buenas relaciones con Alemania

Spanien Deutschland Angela Merkel und Zapatero in Palma de Mallorca

Zapatero y Merkel en Mallorca, a principios de 2008.

La última vez que Zapatero y la canciller Angela Merkel se encontraron fue a finales de enero de 2008, con las elecciones españolas ya a la vista. Merkel le dijo a Zapatero que lo sentía mucho, pero que deseaba que ganase Rajoy.

“El Partido Popular es nuestro partido hermano, y por supuesto que le deseamos la victoria”, dice Brock, pero tanto él como Schulz coinciden en que las relaciones entre el Gobierno alemán y el Ejecutivo de Zapatero serán buenas: a nivel europeo, opinan ambos, la ideología partidista se deja a un lado y lo que importa es la cooperación. “Ya funcionó con Aznar y Kohl, con Aznar y Schröder, y funcionará ahora también”, añade Brock.

Rajoy y la moderación

Wahlverlierer Mariano Rajoy

Mariano Rajoy en el balcón de la sede popular, durante la noche electoral.

Mientras Schulz considera que es programa político de Zapatero el motivo de la victoria electoral socialista, Brock habla de una constelación de sucesos que ha favorecido al presidente: el asesinato del ex edil, el mejor posicionamiento del socialista en los debates televisados y las dificultades que ha tenido Rajoy para trasmitir sus ideas económicas cuando la coyuntura española se estanca pero todavía no está todo lo mal que podría.

Sin embargo, lo cierto es que un mes de campaña electoral es muy poco tiempo para convencer a los ciudadanos de su metamorfosis en hombre moderado. “Los valores cristianos son para nosotros, los cristianodemócratas, una orientación, pero éstos no determinan nuestras decisiones políticas”, aclara Brock. Pero a Rajoy se le ha visto demasiado unido a la Iglesia católica y a su posición beligerante en contra del Gobierno. “No me puedo imaginar a los obispos alemanes saliendo a la calle para manifestarse contra el Gobierno”, reconoce Brock. Y esto lo dice un cristiano.

Mariano Rajoy

Rajoy y abraza a su esposa durante en el balcón de la calle Génova.

No es solamente la religión, sino frases como “España se rompe” o “el señor Zapatero agrede a las víctimas del terrorismo”, y otras muchas en este tono, las que enturbian la imagen de centrista que ha tratado de transmitir Rajoy a última hora. Pero, ¿y si al líder popular lo sustituyera alguna de las figuras moderadas que también tiene su partido? “A eso no quiero responder”, dice Brock.

Desde que ayer se despidió con un “adiós” de los seguidores del PP concentrados en la sede del partido en Madrid, se especula con el futuro de Rajoy. El silencio hace aumentar los rumores y presuponer un cambio. No sería la primera cabeza que rueda tras estos comicios: la del candidato y coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ya cayó.

¿Por qué crece la izquierda en Alemania y se derrumba en España? ¡Siga leyendo!

DW recomienda