1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

El viejo cuento: ecología vs. industria

Las demandas realizadas por el primer Ministro de Baviera, Horst Seehofer, de recortar las metas de la UE para combatir el cambio climático en beneficio de la industria automotriz han puesto el dedo en la llaga.

default

Se necesitan coches ecológicos urgentemente.

Las declaraciones hechas por el ministro alemán Seehofer en un escrito dirigido a la canciller, Angela Merkel, han despertado fuertes críticas por parte de ecologistas que le acusan de no reconocer las verdaderas prioridades mundiales. Seehofer exhorta a reexaminar las guías de protección climática a la luz de la crisis económica. “Las metas de reducción de CO2 de la UE deben ser formuladas de tal forma que no pongan en peligro puestos de trabajo”. Y en relación con la industria automotriz demanda “que las restricciones previstas para el sector sean reducidas”. Baviera es sede de gigantes como BMW y Audi entre otros.

El avance del político germano es sólo una muestra más de la crecientes reticencias al plan ambiental de la UE llamado "20-20-20", cuyos objetivos son reducir las emisiones de CO2 en un 20%, que el 20% de la energía final consumida sea renovable y reducir en un 20% el consumo energético, todo hasta el 2020.

Deutschland Bayern CSU Horst Seehofer Pressekonferenz in Berlin

El primer Ministro de Baviera, Horst Seehofer.

El ministro Seehofer no lucha solo. Un peso pesado, en este caso el presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, calificó recientemente de "quijotesco", debido a la actual crisis económica, el plan que la UE quiere aprobar en diciembre para frenar el cambio climático.

Berlusconi califica de exagerado que Europa quiera convertirse en el estandarte de la batalla sobre el clima, visto que no existe un acuerdo sobre este tema con otros países como China y Estados Unidos.

Italia es uno de los países que más se opone a las metas de la UE, pero otros se le han sumado. A la cabeza Polonia y Alemania que temen el impacto que este plan pueda tener sobre las economías nacionales, especialmente en momentos de crisis.

Bárbaros al volante

BdT Aktion Greenpeace vor Kohlekraftwerk

Greenpeace lucha contra el aumento de emisiones contaminantes.

Las protestas realizadas el fin de semana contra la política medioambiental del primer ministro italiano, por parte de activistas de Greenpeace son un resumen simpático del problema. Los activistas acudieron disfrazados de bárbaros al Circo Máximo, en Roma en vehículos alemanes, para protestar contra el apoyo que Berlusconi brinda a los fabricantes germanos para desvirtuar la primera directriz europea en favor de la disminución de las emisiones de dióxido de carbono.

Greenpeace considera inadmisible la presión que ejercen los constructores alemanes y el gobierno de Berlusconi, que ha amenazado con bloquear todo el paquete de medidas contra el cambio climático si no se reducen las penas para agentes contaminadores.

Doble efecto: no subsidios no reducción de metas ecológicas

En opinión de otros ecologistas, la postura de políticos como Seehofer o Berlusconi no sólo desatienden las necesidades internacionales, sino que desperdician la oportunidad para impulsar al sector automotriz que en realidad pretenden defender. Jürgen Resch, director de la ONG alemana Apoyo a la Ecología, sostiene que es contraproducente para la industria automotriz alemana no aprovechar la oportunidad para especializarse en automóviles ecológicos que les permitan recuperar su primacía en los mercados internacionales.

Hace unos días la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, indicó en el marco de una intervención en contra de subsidios para el sector automotor, que las actuales normas comunitarias incluyen herramientas para apoyar a esta importante industria sin recurrir a los subsidios, como la ayuda para investigación y desarrollo, un tipo de ayuda que aportaría un doble beneficio pues apoya al sector y a la vez contribuye a la lucha contra el cambio climático.

Industria europea y ecología latinoamericana

Überflutung, Trinidad Nordbolivien

Trinidad, Bolivia, febrero 2008.

También el Banco Mundial (BM) ha llamado la atención sobre el hecho de que la crisis financiera global no debe paralizar la lucha contra el cambio climático. De cara a enfrentar con eficacia el problema a escala mundial deben "alcanzarse acuerdos globales con objetivos globales, hacer que los mercados funcionen mejor y promover estrictas regulaciones ambientales", dijo la vicepresidenta del BM sección América Latina y el Caribe, Pamela Cox, al margen de un foro para concienciar sobre los efectos del cambio climático en la zona.

Aunque Latinoamérica y el Caribe solo emiten el 6% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, la región sufrirá las consecuencias del calentamiento global si no se actúa para frenarlo, como subidas del nivel del mar, destrucción de barreras de coral, mayor peligro de huracanes y propagación de enfermedades, y problemas en el suministro de agua.

DW recomienda