El Vaticano: “Se busca un Papa gerente” | Política | DW | 09.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

El Vaticano: “Se busca un Papa gerente”

El cónclave que inicia este 12 de marzo no sólo elegirá al líder espiritual de 1.200 millones de católicos. También está en juego el poder político y el control de las finanzas del Vaticano.

Una “guerra” por el poder religioso y el político enfrentó al cardenal decano Angelo Sodano y a su sucesor como secretario de Estado, Tarcisio Bertone, en una disputa ante la que Benedicto XVI acabó tirando la toalla.

Así lo dicen Eric Frattini y Luis Miguel Rocha, autores de ensayos sobre intrigas vaticanas a la agencia de noticias alemana dpa. Frattini, español nacido en Lima, publicó en 2012 "Los cuervos del Vaticano", que incluye documentos inéditos del escándalo de filtraciones "Vatileaks". Rocha, portugués, es autor, entre otros, de "El último Papa", bestseller de "The New York Times" sobre la misteriosa muerte de Juan Pablo I.

Según Frattini, el Papa dimite no tanto por Vatileaks, sino porque su mayordomo resulta implicado, “algo que lo afecta mucho”. Sus planes de reformar la red de hospitales católicos de Italia, el Banco Vaticano y la prensa católica son bloqueados, “otra consecuencia de la guerra de poderes entre los dos cardenales italianos Sodano y Bertone”, según los vaticanistas.

El que Josef Ratzinger haya sido más teólogo que político lo confirman tanto Rocha como Frattini: “Cuando es nombrado en 2005, Benedicto se preocupa más de quién le va a suceder en la Congregación para la Doctrina de la Fe, o del Consejo para los Textos Legislativos, pero no de la parte política. Para eso tiene a Sodano, pero en 2006 estalla la guerra cuando lo sustituye por Bertone, después de la polvareda levantada en el mundo árabe por su frase sobre Mahoma pronunciada en Ratisbona”.

Benedicto XVI descubrió que "reinaba pero le impedían gobernar"

Benedicto XVI: el último vuelo de un papa que quiso reformar pero no lo dejaron.

Benedicto XVI: el último vuelo de un papa que quiso reformar pero no lo dejaron.



El caso del Banco Vaticano demuestra también, según Rocha y Frattini, que Benedicto XVI fue impedido todo el tiempo por Bertone y Sodano. Ante las acusaciones de que el Instituto para las Obras Religiosas, como se llama el banco del Vaticano, estaba siendo utilizado para dudosas transacciones, el Papa nombró a Ettore Gotti Tedeschi para que lo “limpiara”. Pero Bertone se encargó de torpedear también este cometido. “En 2010 se aprueba la ley 127, una orden papal enviada a todos los departamentos financieros para que abran sus cuentas a los auditores del Consejo de Europa. Pero a los pocos meses, la gobernación vaticana lanza un decreto rectificando esa orden que había dado el Papa. Un sargento rectifica a un general”, concluye Frattini.

Benedicto se da cuenta que no cuenta con el apoyo y prefiere dejar entonces el camino libre para que un reformador con respaldo asuma los retos, es la conclusión de los expertos, quienes leen en los últimos mensajes de Benedicto XVI  “un llamado a los cardenales del cónclave a ayudar al próximo Papa a reformar la curia”.

Ratzinger fue papa “limpiador”



Administrar un Estado es cuestión de política, también en El Vaticano. Y aunque Ratzinger no fue un político, sí fue un “Papa limpiador”. Así lo considera Eric Frattini, quien repasa la gestión de los pontífices después de trascender los primeros casos de pederastia en la Iglesia. “Juan XXIII inició la conspiración del silencio en los casos de pederastia, la continuó Pablo VI y la endureció Juan Pablo II, protegiendo a los pederastas. Fue Ratzinger quien metió los casos de pederastia en una bolsa de basura y los sacó fuera del Vaticano para que todas las televisiones del mundo, los medios de comunicación, los fieles, todos sepan lo que ha pasado”, apunta Frattini.

Y si Bruselas saca al Banco Vaticano de la “lista negra”, será algo que se le debe agradecer al hoy Papa emérito, advierte el mismo vaticanista, así hubiera sido más teólogo que gerente, Ahora, se espera un cónclave corto y la elección de un líder que se identifique también con los fieles, los pobres y los poderosos. Y no solo en Europa.

Autor: José Ospina-Valencia (dpa,or)
Editor: Diego Zúñiga