1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

El “triple castigo” está a punto de caer

Penalti, expulsión y suspensión. Alemania, que considera exagerado el “triple castigo” a los jugadores que cometen una falta en el área, está a poco de ganar la pelea para cambiar este punto del reglamento del fútbol.

En los octavos de final de la Champions League, enfrentando al Shakhtar de Ucrania, el Bayern obtuvo una histórica victoria 7-0 que empezó a encarrilar a partir del minuto 3 del partido cuando el rival quedó diezmado como consecuencia de la aplicación de la Regla 12. La falta cometida por el Aleksandr Kucher le cambió la cara al juego cuando el árbitro, cumpliendo con las normas, se vio obligado a expulsarlo. A partir del minuto 4 Shakhtar tuvo que jugar con 10 hombres y con un gol en contra anotado por Thomas Müller de penalti.

Como en este partido, la Regla 12 del fútbol, la que contempla el “triple castigo” (penalti, expulsión y suspensión), puede influenciar decididamente el desarrollo de un juego. Por esta razón Alemania adelanta una campaña a favor de una reforma de la norma que está a poco de dar frutos. La próxima semana, en la reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA, se tiene previsto presentar una propuesta de modificaciones que de ser aceptada se someterá a aprobación del pleno del congreso de la organización a finales del mes de mayo.

Nueva regla en el verano

De cumplirse el itinerario con el que cuenta Alemania, la nueva Regla 12 entrará en vigencia en la próxima temporada del fútbol internacional. Esto significa que a partir del mes de agosto del 2015, cuando comiencen la mayoría de los torneos importantes en Europa, el “triple castigo” habrá dejado de existir en su forma actual para darle paso a una versión mucho más moderada.

“Esta es una de las mayores injusticias del reglamento y nosotros no vamos a resignarnos a acatarla”. Con estas palabras pronunciadas en el 2013 por Wolfgang Niersbach, presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), el país del actual campeón del mundo inició su cruzada internacional en procura de la modificación de una regla que a su juicio es exagerada y perjudica el desarrollo del juego.

La DFB contó con el apoyó de la mayoría de los equipos de la Bundesliga, opositores abiertos del “triple castigo” de acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por el canal de televisión Sky. “Sobre esa regla se viene discutiendo desde hace muchos años y llegó el momento de cambiarla”, dijo al medio de comunicación Rudi Völler, director deportivo del Leverkusen. El mensaje “en Alemania estamos en contra” ha sido el que Niersbach ha llevado alrededor del mundo en busca de apoyo a la modificación del reglamento.

La puerta se abre

Hace pocos días, en Belfast, Irlanda, se allanó el camino para que Alemania alcance su meta. Allí el IFAB (International Football Association Board), órgano que cuida mundialmente de los reglamentos futboleros, declinó reformar la Regla 12, pero en el protocolo de su asamblea general 129 dejó espacio para que la FIFA introduzca los cambios deseados por la Bundesliga. “El IFAB considera que el castigo es demasiado fuerte y por lo tanto se debe encontrar una solución”, fue su conclusión al pasarle el tema a la FIFA.

La organización inmediatamente se puso al frente del proceso reformatorio y su primer paso fue explicar que "Tras un largo debate, el IFAB ha aceptado, en principio, que puede retirarse un elemento del triple castigo". Luego anunció oficialmente cuál de los tres elementos planea eliminar: "debería ser la sanción automática de un partido de suspensión que contempla actualmente el Código Disciplinario".

Esto significa que a partir de la próxima temporada la Regla 12 contemplaría únicamente como castigo un penalti y la expulsión para el jugador que cometa la falta en el área. Alemania le dará la bienvenida a la modificación que suaviza el “triple castigo”, sobre el cual Völler sostuvo: “no conozco ningún club en el mundo al que le guste esa norma que es un sufrimiento para el fútbol internacional”.

DW recomienda