1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El tira y afloja sirio

Las elecciones parlamentarias en Siria tienen sobre todo un valor simbólico y Al Asad probablemente intente sacar ventaja de ellas para las negociaciones de paz. No obstante, también la oposición se ha fortalecido.

A nivel internacional, la votación no ha recibido mucha atención. Y es que, según datos de la ONU, de 21 millones de sirios, cerca de cinco millones son refugiados y unos seis millones son desplazados internos. Además, el Gobierno ha perdido el control de amplias regiones del país.

Observadores se preguntan cómo es posible llevar a cabo elecciones en un país tan fragmentado. “¿De qué Siria habla?”, se preguntó el periodista Raed Omari en la página web del programa Al Arabiya, después de que Al Asad había saludado las elecciones.

¿Legitimación política?

Todo apunta a que el presidente sirio usará los comicios para influir en las negociaciones de paz que se retomaron este miércoles en Ginebra y asegurarse una buena posición de partida. Así se podrá presentar como político que no se opone al cambio democrático y, como consecuencia, arrogarse legitimación política.

Según Günter Meyer, director del Centro de Investigación del Mundo Árabe de la Universidad de Maguncia, “en esta ronda de negociaciones en Ginebra se decidirá si Al Asad debe dimitir o si participará en un Gobierno de transición. Rusia apuesta claramente por Al Asad. La delegación del régimen sirio incluso explicó que ni siquiera está dispuesta a abordar el posible fin político de Bashar al Asad”.

Lucha por Alepo

Pocos días antes de que empezaran los diálogos de paz en Suiza, en Siria se libraban encarnizados combates. Apoyado por las fuerzas rusas, el ejército sirio preparó la reconquista de Alepo. La ciudad está casi abandonada: de 2,3 millones de habitantes, hoy día solo unas 300.000 personas permanecen allá. Además, varias partes de Alepo son controladas por grupos terroristas yihadistas como el llamado Estado Islámico (EI) y el Frente Al-Nusra. Si Al Asad logra derrotarlos, podrá señalar más éxitos. Las posibilidades son buenas, dice Günter Meyer, quien cree que en el futuro cercano el EI será derrotado militarmente en Siria.

Kerry y Lavrov, buscan pasar a la historia.

Kerry y Lavrov, buscan pasar a la historia.

El mandatario sirio podrá presentarse como luchador contra el terrorismo, un argumento cada vez más importante para los Gobiernos europeos tras los atentados de París y Bruselas.

Una oposición fortalecida

No obstante, también la oposición secular llega fortalecida a la mesa de negociaciones, ya que las manifestaciones pacíficas contra el régimen no han cesado. Desde el alto el fuego, que entró en vigor en febrero y que ha sido respetado mayoritariamente, cada vez más sirios moderados salen a las calles para protestar contra Al Asad.

Tanto Rusia como Estados Unidos podrían ejercer presión sobre los enviados de ambos bandos. El periódico Al Hayat cree que los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países, John Kerry y Sergei Lavrov, tienen especial interés en poner fin al conflicto, puesto que piensan en su legado político y buscan pasar a la historia.

DW recomienda