1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

El tesoro de la catedral de Halberstadt

Ningún otro tesoro eclesiástico medieval es tan grande y magnífico como el de Halberstadt, en Sajonia Anhalt, que vuelve a la luz pública con mucho brillo y valiosas piezas de varios siglos de antigüedad.

default

Tríptico perteneciente a la colección de la catedral de Halberstadt.


El milenario obispado de Halberstadt fue fundado por Carlomagno en el año 804 y desde entonces su accidentada historia hizo a la localidad ejemplar de la historia germana. Se dice que fue centro secreto de la Ilustración y ahí fue enlatada la primera salchicha alemana en 1896. Poco antes del fin de la Segunda Guerra Mundial, el 8 de abril de 1945, los bombardeos estadounidenses destruyeron el 80 por ciento de la ciudad. Halberstadt no se sobrepuso a los ataques. Las maravillosas construcciones de entramado fueron sustituidas por edificios de hormigón de arquitectura socialista. Más de 1200 años quedaron destruidos de golpe y la ciudad nunca recuperó su unidad.

Domschatz von Halberstadt Eine Besucherin betrachtet am Montag, 7. April 2008, den Abraham-Engel-Teppich aus dem 12. Jahrhundert im Dom St. Stephanus und St. Sixtus in Halberstadt, Sachsen-Anhalt.

Una visitante observa el tapiz de Abraham con los ángeles, que data del siglo XII.

Viaje al Medioevo

Este fin de semana Halberstadt se convirtió en una puerta al Medioevo al mostrar nuevamente a la luz pública las piezas que integran la mayor colección del mundo de arte religioso. La ceremonia de inauguración, en la catedral gótica de San Stephanus y San Sixtus, construida entre 1236 y 1486, estuvo presidida por el presidente alemán, Horst Köhler.

Fundada por el obispo de Halberstadt Konrad von Krosigk, como resultado del botín obtenido durante la cuarta Cruzada, la colección fue aumentada y preservada por sucesivos obispos hasta alcanzar un total de 650 piezas provenientes del periodo comprendido entre el siglo V y el XVIII. Sorprende que durante siglos la colección se haya preservado en la catedral gótica, pero esto se debe a una temprana práctica del ecumenismo en la región.

Domschatz von Halberstadt Der so genannte Karlspokal aus dem 14. Jahrhundert steht am Montag, 7. April 2008, in einer Vitrine im Dom St. Stephanus und St. Sixtus in Halberstadt, Sachsen-Anhalt.

El llamado Cáliz de Carlomagno, que data del siglo XIV.

Ecumenismo tras la reforma

Tras la reforma protestante, tanto católicos como evangélicos utilizaron conjuntamente la catedral y ayudaron a preservar los tesoros que se encontraban en su interior. Magníficos trípticos, relicarios, casullas, ornamentos litúrgicos y ricos tapices, son parte del invaluable tesoro. Entre las piezas más destacadas se encuentra el díptico consular de Rávena que data del año 416, una pizarra plegable de marfil, propiedad de un cónsul romano. Un relicario en forma de mano del siglo 1225, atesora un dedo de San Nikolaus. También deslumbra un cáliz bizantino del siglo IX, un pedazo de la cruz de Jesucristo, así como los brillantes colores de varios tapices romanos del siglo XII.

Bdt Domschatz in Halberstadt

El relicario de mano del siglo XIV, guarda en su interior un dedo de San Nikolaus.

Incluso la Segunda Guerra Mundial, tan devastadora para la ciudad, no afectó a la colección. La primera exposición abierta en 1936 fue cerrada a tiempo y la colección trasladada a la localidad de Quedlinburgo. El tesoro de Halberstadt volvió sin daños a la catedral después de la guerra. Desde entonces la iglesia evangélica ha sido custodia de la colección.

El tesoro de Halberstadt, restaurado con un presupuesto de casi 9 millones de euros, brilla nuevamente ante el público y es uno de los testimonios más valiosos de la historia del cristianismo y la cultura occidental.

DW recomienda