El séptimo viaje a China de Merkel & Cia. | Economía alemana | DW | 05.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

El séptimo viaje a China de Merkel & Cia.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y una comitiva de empresarios germanos viajan a Beijing para hablar con los jefes de Estado y de Gobierno chinos sobre economía, política internacional y sus intereses comunes.

El presidente de China, Xi Jinping, viajó a Berlín en marzo. Poco después, los ministros alemanes de Exteriores y Economía fueron recibidos en Beijing. Y en otoño de este año, todos los miembros del gabinete chino volarán a Europa para asistir a las consultaciones gubernamentales sino-germanas. De ahí que a algunos les extrañe la breve visita que la canciller Angela Merkel les hará a los jefes de Estado y de Gobierno chinos este fin de semana. Es su séptimo viaje a China. ¿A qué se debe la frecuencia de estos encuentros? DW habló al respecto con Sebastian Heilmann, del Instituto Mercator de Estudios Chinos (Merics).

La canciller alemana, Angela Merkel, durante la última visita a Berlín del presidente de China, Xi Jinping.

La canciller alemana, Angela Merkel, durante la última visita a Berlín del presidente de China, Xi Jinping.

Conversaciones previas

Considerando lo mucho que Alemania y China han invertido en darles impulso a sus relaciones bilaterales, el breve viaje de Merkel al Lejano Oriente –que empieza oficialmente este domingo (06.07.2014)– puede ser interpretado como una manera de impedir que sus vínculos pierdan dinamismo, sobre todo ante la inminencia de las consultaciones binacionales, dice Heilmann. En el marco de ese diálogo se aprobarán demasiados acuerdos como para dejar todo en manos de los negociadores. Las conversaciones previas entre los líderes alemanes y chinos son vitales para que otras citas den frutos.

El 6 de julio, Merkel irá a la provincia de Sichuan, cuya capital, Chengdu, constituye el trampolín de los empresarios alemanes hacia el oeste de China, una región relativamente subdesarrollada en términos industriales. En esa ciudad se han asentado 160 compañías germanas; una de ellas es la fábrica de Volkswagen, que la canciller inspeccionará este domingo. El mismo día, Merkel volará a Beijing para reunirse con el primer ministro Li Keqiang y el 7 de julio se encontrará con el presidente, Xi Jinping. A la mujer fuerte de Berlín la acompañará una comitiva de empresarios alemanes.

En China, la concordia política suele guardarles las espaldas a los negocios.

En China, la concordia política suele guardarles las espaldas a los negocios.

2015: año de la innovación sino-alemana

En el gigante asiático la concordia política suele guardarles las espaldas a los negocios. Es por eso que Frank Appel, de Deutsche Post; Joe Kaeser, de Siemens; Martin Winterkorn, de Volkswagen; Thomas Enders, de Airbus; y Jürgen Fitschen, de Deutsche Bank, estarán flanqueando a Merkel durante este breve periplo por China. La canciller asistirá a la primera sesión de una comisión asesora encargada de identificar los factores que obstaculizan el intercambio económico bilateral. Y es que, a estas alturas, las negociaciones bilaterales siguen presentando problemas suficientes como para no subestimarlos.

En entrevista con DW, el investigador chino Liu Liqun, conocedor de Alemania, pone como ejemplos la deficitaria protección de la propiedad intelectual. “Hemos mejorado mucho en los últimos años, pero la protección que ofrecemos sigue siendo insuficiente”, comenta el experto, agregando que eso representará un problema en 2015, previsto por Berlín y Beijing como “el año de la innovación sino-alemana”. A puerta cerrada, Merkel y sus interlocutores también hablarán de política internacional y derechos humanos. Pero lo prioritario será la economía y el comercio bilateral, donde siguen habiendo inconvenientes por superar.

DW recomienda