El rescate del euro, entre la política y la economía | Economía | DW | 27.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El rescate del euro, entre la política y la economía

¿Debe Alemania responder con más de 200 mil millones de euros por el “paraguas de rescate” de la moneda común europea? El Parlamento responderá esta pregunta el jueves (29.09.11). ¿Qué alternativa tienen los diputados?

El Euro necesita un salvavidas urgente.

El Euro necesita un salvavidas urgente.

Carsten Schneider, diputado parlamentario del partido socialdemócrata (SPD) es especialista en asuntos presupuestales, además de vocero político de su bancada. Como tal está habituado a manejar grandes sumas, ya que en las finanzas federales siempre se trata de millones y miles de millones. Sin embargo, el alzamiento del fondo de rescate del euro alcanza una dimensión hasta ahora desconocida.

Las garantías alemanas deben ser elevadas de 123 a 211 mil millones de euros, es decir, que Alemania asumiría la responsabilidad por casi la mitad de la totalidad del fondo de rescate. Pero, ¿alcanzará esto? ¿Qué pasa si Grecia necesita más dinero? ¿Y qué sucederá si Italia también solicita ayuda?

El diputado Schneider formula las mismas preguntas que seguramente se plantearán muchos de sus colegas en estos días: “¿Qué nos espera en el futuro a nivel macroeconómico? ¿Qué ocurrirá en los mercados, si no le concedemos otro paquete más de créditos a Grecia y dejamos que el país dé quiebra?”

Preguntas sin responder

El socialdemócrata Carsten Schneider, especialista en presupuestos.

El socialdemócrata Carsten Schneider, especialista en presupuestos.

Las preguntas que plantea Schneider son decisivas. De sus respuestas dependerá la resolución que tomen los diputados el 29 de septiembre. Pero, ¿podrían realmente rechazar el aumento del paraguas de rescate?

Durante una sesión de la comisión presupuestaria, Carsten Schneider dirigió esta pregunta a Jens Weidmann, presidente del Bundesbank alemán. La comisión había decidido invitar diez días antes de la votación en el Parlamento a una serie de expertos, entre ellos Weidmann, para aclarar dudas y responder preguntas aún abiertas.

Pero el máximo banquero del Banco Central alemán tampoco pudo responder la pregunta fundamental: “Creo que nadie puede hacer un pronóstico certero sobre cuál será el escenario en ese caso”, dijo Weidmann y añadió “pero hay que saber que seguramente la situación se pondría muy incómoda, no sólo para Grecia, sino también para los demás implicados.”

Banco Central contrario al paraguas de rescate

Jens Weidmann, Presidente del Banco Central Alemán, está en contra de ampliar el paraguas de rescate del euro y quiere que los mercados exijan más disciplina a los países de la eurozona.

Jens Weidmann, Presidente del Banco Central Alemán, está en contra de ampliar el paraguas de rescate del euro y quiere que los mercados exijan más disciplina a los países de la eurozona.

Sin embargo, Weidmann también dijo claramente a los diputados que no está en absoluto de acuerdo con ampliar el paraguas de rescate. Ya que, esto significaría aumentar la responsabilidad común, mientras que los mercados de capital exigen cada vez menos disciplina. Según el experto, no se percibe un incremento notorio de las posibilidades de influencia y control en las políticas financieras nacionales.

“¿Cuál puede ser la credibilidad de las reglas establecidas en el nuevo pacto de estabilidad y crecimiento”, pregunta Weidmann de modo retórico, “si dejo en claro que, incluso después de haber faltado reiteradamente a las reglas, puedo siempre contar con un programa de ayuda, sin tener que cumplir ni siquiera lo acordado en el programa de ayuda?”

Weidmann enfrenta a los políticos con claros argumentos económicos. Los diputados se encuentran ahora entre dos polos: política y economía. ¿Optarán por seguir la voluntad política del Gobierno, de mantener a Grecia dentro de la unión monetaria? ¿O aplicarán el “freno de mano”, a sabiendas de que la capacidad de rendimiento de la economía alemana también tiene sus límites?

Responsabilidad ilimitada

Clemens Fuest, profesor de Oxford y asesor del ministro alemán de Finanzas.

Clemens Fuest, profesor de Oxford y asesor del ministro alemán de Finanzas.

El economista Clemens Fuest de la University of Oxford vaticina que ésta no será la última vez que los parlamentarios se encuentren en una disyuntiva de este tipo. “Digo esto con todo respeto ante las resoluciones del Parlamento, pero el limitar la responsabilidad a 211 mil millones de euros perderá su vigencia el día en que los mercados de capital pierdan la confianza en Italia”, opina Fuest. En tal caso habrá primero una resolución de emergencia, que permita una intervención del Banco Central Europeo. Luego terminará Alemania asumiendo la responsabilidad.

En los mercados de capital ya no se trata de la suma límite de responsabilidad, sino de aclarar si la política quiere conservar la unión monetaria o no. Mientras exista la voluntad política, habrá paraguas de rescate cada vez mayores. A no ser que el Parlamento se oponga. Lo cual sería posible luego de que el Tribunal Constitucional Federal resolviera que, es el Parlamento quien tiene la última palabra cuando se trata de recaudos fiscales en medidas de rescate.

El tiempo apremia

Klaus Regling, antiguamente alto funcionario de la UE, preside desde 2010 el FEEF, fondo de rescate del euro.

Klaus Regling, antiguamente alto funcionario de la UE, preside desde 2010 el FEEF, fondo de rescate del euro.

Pero, en la práctica todo esto sería un poco más complicado. Klaus Regling, director general del FEEF, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiero, es decir, el fondo de rescate del euro, destaca que cuando hay que comprar bonos del Estado “no se cuenta con más de un o dos días”. Según Regling, los miembros de la comisión presupuestaria podrían en un caso tal ponerse quizás de acuerdo telefónicamente, “para obtener rápidamente un resultado”.

De modo que, el jueves en el Bundestag no se tratará únicamente de votar sobre la ampliación del paraguas de rescate, sino también de que el Parlamento defina a nivel legal cómo estarán reglamentados sus derechos de intervención en el futuro. Cuando se trate de resoluciones fundamentales, como la concesión de ayudas a otro Estado europeo, será el pleno quien decida. De oponerse los diputados, el representante alemán ante el FEEF también deberá votar No, ya que una abstención está explícitamente prohibida.

Mayor responsabilidad

Rudolf Hickel, director del Instituto para el Trabajo y la Economía, de la Universidad de Bremen.

Rudolf Hickel, director del Instituto para el Trabajo y la Economía, de la Universidad de Bremen.

En casos de emergencia o cuando se requiera confidencialidad los derechos del Parlamento serán asumidos por un nuevo sub-gremio de la comisión presupuestaria, integrada por miembros de todas las bancadas. Pero ellos también no son más que diputados “normales”, que en el futuro tendrán que asumir una responsabilidad aún mayor. Este panorama preocupa al economista Rudolf Hickel, de la Universidad de Bremen. Junto con otros expertos intenta ya asesorar e informar a los diputados de la mejor manera posible, pero Hickel no ve una solución confiable, que sirva de modelo. La política tiene que llegar a dominar los mercados financieros. “Entonces el Parlamento podrá recuperar algo de su poder de acción, que le quitaron actualmente por los mercados financieros”.

Hickel insiste en que se introduzca un impuesto a las transacciones financieras, que encarezca y haga menos atractivas las especulaciones. Porque actualmente se puede ganar mucho dinero en los mercados financieros, gracias al declive de los países de la eurozona. Pero, si la política logra controlar y reformar los mercados financieros, habrá menos problemas con el rescate de los países empobrecidos, opina Hickel.

Autora: Sabine Kinkartz / Valeria Risi

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda