El Real Madrid demuestra que lo imposible es posible | Deportes | DW | 26.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El Real Madrid demuestra que lo imposible es posible

Pese a jugar como nunca y perder como siempre, el Real Madrid demostró que atacando al Barcelona, disputándole la pelota, lo imposible es posible.

default

Gerard Pique (izq.) y Sergio Busquets (segundo desde la dcha.), del Barcelona, se disputan el balón con Cristiano Ronaldo, del Real Madrid.

Los blancos sólo han ganado uno de los últimos 14 duelos ante los azulgranas, pero los catalanes nunca sufrieron tanto como en el 2-2 del miércoles, ahogados en la salida de la pelota, maniatados con ella, sufrientes atrás. Y a pesar de todo, clasificados a semifinales de la Copa del rey gracias a la ventaja de la ida (2-1).

¿Qué hubiera pasado si el Real Madrid de Jose Mourinho hubiera jugado así en el Santiago Bernabéu? La pregunta de ciencia ficción buscaba respuesta el miércoles en el Camp Nou y aún hoy ronda en la cabeza de los madridistas.

"Hoy el equipo ha plantado cara como lo que es", dijo el capitán Iker Casillas. "Jugando como jugamos hoy, pocos equipos te pueden hacer frente", agregó.

Spanien Fußball Pokal-Wettbewerb FC Barcelona gegen Erzrivalen Real Madrid

Coentrao (izq.), del Real Madrid, se duela con el chileno Alexis Sanchez, del Barcelona.

Los jugadores, sin criticar abiertamente el planteamiento defensivo e improductivo de Mourinho en la ida, sí dejaron ver su satisfacción por su variante más ofensiva, más valiente, que viene a desbaratar la idea del técnico portugués de que al Barcelona sólo se le puede ganar desde la trinchera, con tres centrocampistas en el medio comandados por el colérico Pepe, sobresaliente en defensa cuando sólo se dedica a jugar al fútbol.

Una esperanza para el futuro de los blancos, sobre todo para el partido de Liga en el Camp Nou en abril y para un eventual choque en Europa en cuartos de final, semifinales o en la final.

Pero Mourinho no hace concesiones públicas. ¿Equivocó la estrategia en Madrid? "No", dijo el portugués, que ahora, muy molesto, castiga con monosílabos a los medios de comunicación.

Derrotas con las que Mourinho no contaba

El técnico negó haber aprendido lección alguna. Como en las semifinales de la Champions la pasada campaña, su idea de partido de 180 minutos era amarrar al Barcelona y salir vivo de la ida en el Santiago Bernabéu, donde, sin embargo, sufrió sendas derrotas con las que no contaba. La mejor variante, la que luego exhibe en Barcelona por la obligación de remontar, brilla, pero ya no es suficiente.

"Tenían poco que perder", explicó el barcelonista Dani Alves el porqué del cambio de cara en el conjunto blanco, dejando en duda que en un próximo duelo su rival vuelva a vestir el mismo traje.

Mourinho deslizó de nuevo la queja arbitral más que admitir errores o reconocer que con Özil, Kaká, Cristiano y Benzema es más fácil ganar al Barcelona, que "sólo" tuvo la posesión de pelota un 59 por ciento del tiempo, frente al 72 de la pasada semana en Madrid.

"He escuchado en el vestuario que aquí es imposible ganarles", dijo Mourinho. Precisamente, en mayo, también Cristiano Ronaldo tituló así la película de la eliminación europea: "Misión Imposible".

“No hay excusas a las que aferrarse”

Los jugadores también se quejaron del árbitro, pero admitieron al mismo tiempo que fueron "pequeños detalles". En esta ocasión no hay penales flagrantes o expulsiones injustas a los que aferrarse.

"Hemos perdido por falta de acierto", despejó Arbeloa, pese a las quejas iniciales. "No hay que focalizar en el árbitro", pidió Xabi Alonso.

Pese a caer eliminado, el Real Madrid sale reforzado de Barcelona, reconciliado con su afición y consciente de que el rival azulgrana es batible. "El madridismo se siente orgulloso. Parecía imposible jugarle de tú a tú al Barcelona", presumió Casillas.

"No es imposible", replicó Alonso. "Podemos ganarles perfectamente", se esperanzó Arbeloa, adhiriéndose al famoso eslogan de una marca deportiva de que "nada es imposible".

"Nos hemos quitado el bloqueo mental", se esperanzó el defensa de cara a la fase final de la temporada, en la que el Real Madrid parte con cinco puntos de ventaja sobre el Barcelona en la Liga española.

"Nos vamos tristes pero contentos", dijo Casillas, ahondando en la paradoja en la que vive el Real Madrid: líder de la Liga pero discutido; eliminado de la Copa pero feliz; vencido siempre por el Barcelona pero esperanzado con haber encontrado ya la receta; a veces ultradefensivo y acomplejado, a veces valiente y ofensivo; capaz de hacer posible lo imposible.

dpa

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda