1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El problema de los refugiados y el mercado laboral

Varios sectores de la sociedad alemana insisten en que refugiados deben ser integrados pronto al mercado laboral: algo más fácil de decir que de lograr.

Curso de alemán para solicitantes de asilo de Eritrea e Irak en Halle, Alemania.

Curso de alemán para solicitantes de asilo de Eritrea e Irak en Halle, Alemania.

Desde el inicio de la crisis de los refugiados, en octubre de 2015, políticos, empresarios y asociaciones han insistido en la importancia de ingresar a inmigrantes al mercado laboral. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha hablado hasta de emplear a refugiados por menos del salario mínimo, con miras a facilitarles la búsqueda de empleo.

36 renombradas empresas alemanas han creado la iniciativa de inclusión de refugiados “wir-zusammen.de”. Compañías como Adidas, Opel, Lufthansa, Deutsche Bank, Siemens, Volkswagen o Bosch, han adoptado el compromiso de participar en la iniciativa y, a su vez, de establecer iniciativas propias, como programas de mentores y pasantías.

Antes de esta iniciativa, Daimler y la Deutsche Bahn habían anunciado que harían su aporte para que los refugiados ingresen al mercado laboral. El pasado noviembre, 40 solicitantes de asilo empezaron sus pasantías en Daimler. Cientos más empezarían este año, aseguró el grupo empresario. Estas pasantías no conducen a verdaderos trabajos, pero sí les ofrece la posibilidad a los refugiados que participaron de postularse después como aprendices.

La Oficina Federal de Empleo aún no maneja aún cifras de refugiados.

La Oficina Federal de Empleo no maneja aún cifras de refugiados.

La Deutsche Bahn no quiere solamente brindar pasantías a los refugiados con experiencia laboral, sino también formarlos en trabajados especializados. Según el portal alemán Spiegel online, ambas compañías reportan grandes obstáculos burocráticos para conseguir los permisos legales, sobre todo el permiso de residencia y trabajo. “La coordinación con la Oficina Federal de Empleo, y otras autoridades, ha tomado varios meses”, dijo un portavoz de la Deutsche Bahn al portal de noticias.

Si se le pregunta a la Oficina Federal de Empleo (BA, por sus siglas en alemán) por las cifras de refugiados en condiciones de entrar el mercado laboral, no se consigue respuesta alguna. Y es que hasta el otoño de 2015 no existía motivo alguno para la BA de “incluir en la base de datos si la persona tiene estatus de refugiado”, dijo a DW la portavoz de esa oficina, Susanne Eikmeier. “Para mis colegas en la agencia no existía la posibilidad de oprimir algún botón que registrase a la persona como refugiada”, agrega.

Desde finales del año pasado, la BA ha empezado a cambiar su sistema en las computadoras. Ahora es posible registrar quién es refugiado, pero, debido al gran número de personas que llegan, registran un gran retraso. “Este proceso durará un par de meses”, asegura Eikmeier. “Yo creo que en el verano tendremos estadísticas, basadas en datos confiables, sobre refugiados y solicitantes de asilo”, concluye.

DW recomienda