1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El presidente federal Joachim Gauck llega a Mali en medio de una ofensiva yihadista

Al menos seis cascos azules y dos soldados malienses muertos en sendos ataques de los rebeldes islamistas. El secretario general de la ONU lo considera un crimen de guerra y espera llevar a los autores ante la justicia.

Al menos seis cascos azules de Naciones Unidas y nacionalidad guineana perecieron en un ataque contra las fuerzas de paz desplegadas en la ciudad de Kidal, en el norte de Mali. Según el enviado especial del organismo, Mahamat Saleh, al menos una treintena de personas resultaron heridas en el "abominable e irresponsable" ataque, llevado a cabo con cohetes y un vehículo cargado de explosivos conducido por un atacante suicida. Se ha producido el mismo día de la llegada en visita oficial del presidente federal de Alemania, Joachim Gauck (en la imagen).

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó duramente el ataque, según manifestó su portavoz Stephane Dujarric, haciendo hincapié en que atacar a las fuerzas de paz es un crimen de guerra. "El secretario general reitera que los ataques contra MINUSMA no debilitarán la determinación de las Naciones Unidas de apoyar al Gobierno de Mali en su esfuerzo por alcanzar la estabilidad y un acuerdo de paz duradero", agregó Dujarric.

Gauck llegó este viernes (12.02.2106) al país para visitar precisamente a los soldados alemanes destacados en Mali, y fue recibido por el presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, en la capital Bamako. En el centro de las conversaciones está la lucha contra los grupos terroristas islamistas y rebeldes en el norte del país.

Presencia alemana en el país

En el sur del país, relativamente seguro, unos 200 soldados alemanes están entrenando a solados malienses en el marco de una misión de la Unión Europea. Además el Ejército alemán participará en el futuro en la misión de paz de la ONU con hasta 650 soldados desplegados en el norte, más peligroso. Los primeros 40 soldados ya llegaron al ex feudo rebelde de Gao, situado a unos 350 kilómetros de Kidal, donde tuvo hoy el ataque.

En otro ataque, el objetivo de los yihadistas fueron soldados de Mali. "Tres de nuestros hombres murieron hoy entre Timbuctú y Goundam al caer en una emboscada", declaró a AFP un oficial maliense. "Otros dos fueron heridos, pero sus vidas no corren peligro". El jueves, otro ataque llevado a cabo por desconocidos contra un puesto aduanero en Hombori, en el norte, resultaron muertos un soldado y dos civiles. Y el martes murieron tres soldados malienses y otros dos resultaron gravemente heridos al detonar un explosivo en la misma región.

LGC (dpa / EFE / AFP)


DW recomienda