El precio de la papa está que arde | Secciones | DW | 15.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

El precio de la papa está que arde

La papa, la verdura favorita de los germanos, se ha convertido sin quererlo en un producto mafioso. El cártel de la papa en Alemania ha manipulado el precio de este tubérculo durante años.

A los alemanes les encantan las papas. Se comen en promedio casi 60 kilos al año, por lo cual es la verdura más consumida en este país. En el siglo XVI, la papa llegó a España de Latinoamérica, pero fue en el s. XVIII cuando realmente se extendió su cultivo y consumo por Europa. Alemania es en la actualidad uno de los grandes productores de esta planta herbácea junto con China, Rusia, Estados Unidos y Polonia.

Symbolbild Kartoffelsalat

La ensalada alemana de papas con mayonesa, Kartoffelsalat.

No solo se emplea con fines gastronómicos en todo el mundo, sino también por sus propiedades terapéuticas: para curar dolores de cabeza, cicatrizar heridas e incluso para aliviar problemas intestinales y gástricos. La papa también forma parte de nuestro vocabulario popular. Cuando un problema candente pasa de una persona a otra, es una "papa caliente". En el refranero del idioma español “el arroz con tomate y las papas cocidas, alargan la vida”, o “papas todos los días hasta al pobre hastían”. Los alemanes también tienen sus expresiones en torno al tubérculo: "Die dümmsten Bauern haben die größten Kartoffeln": los campesinos más tontos, tienen las papas más grandes, es decir, alguien tiene mucha suerte sin haberse esforzado. “Lorbeer macht nicht satt. Besser, wer Kartoffeln hat”, o "el laurel no llena, mejor es tener papas”.

Bratkartoffel

Patatas asadas o Bratkartoffel.

Hasta hoy se conocen alrededor de 200 tipos de papas. Y, aunque  se considera un alimento básico y económico, en Alemania se ha descubierto recientemente que el cártel de la papa ha encarecido el precio, perjudicando así a consumidores y campesinos. Las pérdidas se han cuantificado en 100 millones de euros en una década, como mínimo. En Alemania, donde la papa frita, asada y al horno es la guarnición preferida, 1 kilo cuesta alrededor del 1,20€. El precio del tubérculo ronda en España los 80 céntimos de euro, y en Chile, entre 1€ y 1,20€.

¿Qué precio tiene la papa en su país? ¿Es uno de los alimentos que más se consume? ¿Cree que debería reducirse el precio de este tubérculo por ser un producto básico como el pan o la leche? Su opinión sobre el tema nos interesa. Escríbanos contándonos sus experiencias al respecto a feedback.spanish@dw.de.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema