El portugués de la Bundesliga | Los campeones mundiales | DW | 14.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

El portugués de la Bundesliga

La Bundesliga le ofrece a Portugal un “Plan B” en el Mundial de Brasil para cuando no pueda contar con Cristiano Ronaldo, su máxima estrella y actual Balón de Oro. Vieirinha, jugador del Wolfsburgo, es la solución.

En Portugal, al igual que en el Real Madrid, es casi imposible reemplazar al que hoy por hoy es el mejor futbolista del mundo: Cristiano Ronaldo. Por eso, cuando él no está en la cancha, los entrenadores tienen que encontrar la mejor forma de compensar su ausencia. El seleccionador portugués Paulo Bento encontró en la Bundesliga la mejor solución: Adelino André Vieira de Freitas, conocido profesionalmente como Vieirinha.

Descubrimiento tardío

El Wolfsburgo descubrió a Vieirinha en Grecia, donde el volante llevaba casi cuatro temporadas jugando para el PAOK Saloniki, tras no haber encontrado un espacio en el club que lo formó, el FC Porto. A su llegada a Alemania, Vieirinha había dejado largo tiempo atrás su calidad de “promesa” y era ya -pese a su anonimidad internacional- un futbolista maduro.

A los 26 años, la Bundesliga le ofreció a Vieirinha la oportunidad de reencausar su carrera, que se encontraba estancada luego de haber empezado con la generación de grandes perspectivas, producto de los tempranos títulos: campeón Sub17 de Europa con Portugal, donde ganó también la Supercopa (2006) y la liga (2007), con el FC Porto.

Con sus buenas actuaciones en el Wolfsburgo, Vieirinha no solo conquistó un puesto en la formación del equipo alemán, sino que volvió a recibir la atención del fútbol portugués. Con 27 años, en marzo del 2013, recibió una invitación poco usual a esa edad: Paulo Bento lo convocó para debutar con la selección de su país en el minuto 60 del partido por la eliminatoria al Mundial 2014 contra Israel.

Desde entonces el jugador es el suplente designado de Silvestre Varela, el atacante portugués que marcha por la banda opuesta a la de Cristiano Ronaldo. Pero el seleccionador Bento, cuando le falta su superestrella, prefiere formar con Vieirinha otro tipo de ofensiva, de más control y sacrificio, pues como dice el director deportivo del Wolfsburgo, Klaus Allofs, “este es un futbolista muy agresivo, que también sabe trabajar en la recuperación y el apoyo a sus compañeros de la defensa”.

El Mundial en peligro

En Portugal sorprendió que Vieirinha lograra introducir su nombre en la convocatoria final de la selección al Mundial. En septiembre de 2013 el jugador se rompió los ligamentos cruzados, una lesión de suma gravedad que lo mantuvo fuera de las canchas por 199 días, en los que se perdió 50 partidos con su club.

El viaje a Brasil parecía un imposible, pero el jugador se marchó a Grecia para trabajar individualmente en su recuperación, con el sueño de alcanzar estar en forma antes del Mundial, y con la confianza de que el seleccionador Bento seguiría confiando en él, pese a la larga pausa.

Los portugueses, además, tenían en sus filas a un legendario jugador esperando poder llenar el cupo de Vieirinha en el Mundial: Ricardo Quaresma. El reconocido internacional cumplió una destacada segunda parte de la temporada con el FC Porto. Vieirinha, en cambio, apenas ajustó en ese periodo 160 minutos de fútbol competitivo.

“Sinceramente no esperaba ser convocado, aunque la esperanza siempre estuvo allí. Pasé mucho tiempo parado y creí que eso me iba a perjudicar, pero por fortuna, después de todo el trabajo y los esfuerzos que hice para volver a estar bien, estos son recompensados. Le agradezco a Paulo Bento la confianza y prometo que voy a dar lo mejor de mí para justificarla”, dijo Vieirinha al conocer que iría al Mundial.

Este lunes, si Ronaldo no puede jugar, seguramente él será titular contra Alemania, y enfrentará a la nación que lo reivindicó futbolísticamente. El jugador que lleva el honorífico número 10 en su camiseta y que recientemente, contra Irlanda, anotó su primer gol con Portugal, ya advirtió: “contra Alemania quiero ganar”. Vieirinha también anunció que desea seguir siendo parte de la Bundesliga, renovando su contrato con el Wolfsburgo, a donde regresará una vez termine el Mundial de Brasil.

DW recomienda