El polvorín de la FIFA | Política | DW | 30.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

El polvorín de la FIFA

En vísperas del congreso del miércoles en que se reelegirá en Zúrich al suizo Joseph Blatter al frente de la FIFA, el ente rector del fútbol sigue siendo un barril de pólvora que puede explotar cualquier día.

FIFA President Sepp Blatter gestures during an interview at the FIFA headquarters in Zurich, Switzerland, Thursday, May 19, 2011. FIFA President Sepp Blatter says a whistleblower from Qatar's 2022 World Cup bid will be interviewed over allegations that bribes were paid to African voters. The whistleblower claims that FIFA executive committee members Issa Hayatou and Jacques Anouma were paid US $1.5 million to vote for Qatar. (AP Photo/Anja Niedringhaus)

Sepp Blatter, candidato único.

Un nuevo escándalo surgió este lunes luego de que el Secretario general de la entidad, el francés Jerome Valcke, confirmó haber escrito un e-mail privado que fue dado a conocer públicamente por el vicepresidente de la entidad, el triniteño Jack Warner, quien el domingo fue suspendido temporalmente por la Comisión de Ética de la FIFA. Sobre este último recae la sospecha de corrupción, al igual que sobre el qatarí Mohamed bin Hammam, quien el pasado fin de semana retiró su candidatura a las elecciones del organismo.

Las denuncias de Warner

ARCHIV - Fifa-Vizepräsident Jack Warner aufgenommen am 18.07.2007 auf Robben Island vor Kapstadt, Südafrika. Die Fußball-Welt steht vor einem schwarzen Sonntag. Der mit Bestechungsvorwürfen beschuldigte FIFA-Vize Warner hat einen schockierenden «Fußball-Tsunami» angekündigt. Foto: Nic Bothma (zu dpa-Korr: ««Fußball-Tsunami» angekündigt - Wahl eine Farce» vom 28.05.2011) +++(c) dpa - Bildfunk+++

Jack Warner.

Warner afirma que Valcke planteó en el e-mail que nunca comprendió por qué Bin Hammam se presentaba a la elección. Quizás Hammam crea, indicó Valcke en el mail, "que se puede comprar la FIFA del mismo modo que han comprado el Mundial", según denunció el dirigente triniteño.

Warner lanzó además nuevas acusaciones contra Blatter y aseguró que el dirigente suizo de 75 años hizo llegar a la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) un "regalo" de un millón de dólares para emplear "a criterio propio".

Asimismo, acusó a la Comisión de Ética de "parcial" y sostuvo que todo el modo de actuar fue "una violación del procedimiento procesal". Irritado Warner agregó: "Pronto voy a decir mucho más sobre esta cuestión".

El desmentido de Valke

Por su parte, Valcke, si bien admitió la existencia del e-mail, desmintió las acusaciones de corrupción en torno al mundial de Qatar. "Cuando hice referencia a la Copa Mundial de la FIFA del 2022 en ese e-mail, lo que quise decir es que los vencedores utilizaron su fuerza financiera para realizar lobby. Fueron un candidato con un gran presupuesto y lo usaron para promover muy eficientemente su candidatura en todo el mundo", explicó Valcke en un comunicado.

"En ningún momento hice, o tuve la intención, de hacer ninguna referencia a ningún tipo de compra de votos o a un comportamiento no ético similar", sostuvo el francés, quien remarcó que no hay ninguna investigación abierta en la FIFA respecto del mundial 2022.

Entretanto, el Comité organizador del Mundial de Qatar rechazó de plano las denuncias. "Desmentimos de modo categórico cualquier tipo de falso comportamiento en relación con nuestra exitosa candidatura", indica un comunicado de los organizadores.

"Tarjeta roja para la FIFA",

De todas formas, las reacciones de los ex competidores de Qatar no se hicieron esperar y hoy un senador australiano pidió a su gobierno que exija a la FIFA la devolución de los gastos hechos por el país en la candidatura para el Mundial de 2022.

A juicio del el senador Nick Xenophon, el organismo rector del fútbol mundial debe reembolsar los 46 millones de dólares gastados por Australia, porque, según argumenta, la candidatura nunca tuvo una oportunidad debido a las corruptas estructuras de la FIFA.

Bajo el título "Tarjeta roja para la FIFA", el político hizo público este lunes un comunicado en el que pide que no se gaste "ni un centavo más" en posteriores candidaturas al Mundial hasta que se hayan aclarado las actuales acusaciones de corrupción. (dpa)

Edición: Emilia Rojas

DW recomienda