1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El Parlamento vasco da luz verde a un referéndum soberanista

El Parlamento del País Vasco dio luz verde a la convocatoria del referéndum soberanista que el jefe del Ejecutivo regional, Juan José Ibarretxe, pretende celebrar el 25 de octubre en esa región del norte de España pese a la oposición del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que lo considera ilegal y que lo impugnará en los próximos días.

"En el siglo XXI, los ciudadanos esperan ser consultados habitualmente", manifestó Ibarretxe al defender su proyecto, que forma parte de una "hoja de ruta" para la "normalización" política del País Vasco.

Lo sacó adelante gracias a un voto del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), formación proetarra con un proceso de ilegalización abierto en el Tribunal Supremo al ser considerada sucesora de Batasuna (Unidad), el ilegalizado brazo político de ETA.

Como anunció un día antes que haría, el PCTV rompió el empate entre los 33 apoyos con los que contaba el jefe del gobierno regional vasco y los 33 votos que sumaron juntos el Partido Socialista (PSOE) de Zapatero y el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. El resto de los parlamentarios del PCTV se abstuvo.

"Nunca ha pretendido el consenso ni el acuerdo entre vascos que pensamos y sentimos de manera diferente, sino la acumulación de fuerzas de los que piensan igual que usted", espetó a Ibarretxe el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López. "Lo lamento profundamente, sobre todo cuando dice que esto pone en su sitio a ETA, porque ¡maldita la gracia que tiene el sitio que le ha ofrecido a ETA!", añadió.

El de Ibarretxe es un proyecto "antivasco y antidemocrático", que "legitima políticamente a ETA", consideró por su parte el portavoz del PP en la Cámara vasca, Leopoldo Barreda.

A través de la Abogacía del Estado, el Ejecutivo central impugnará la consulta ante el Tribunal Constitucional una vez que sea publicada su convocatoria en el Boletín Oficial del País Vasco. La corte la dejará en suspenso durante cinco meses, plazo en el que decidirá sobre su legalidad y que va más allá del 25 de octubre, la fecha prevista para el referéndum.