1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

El papelón de Ankara

El presidente Erdogan hace el ridículo al citar al embajador alemán debido a un video satírico. La diplomacia alemana intenta hacer lo posible por librarlo de un bochorno, en opinión de Matthias Bölinger.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, es un hombre que conoce muchos enemigos. Más precisamente, el presidente turco se encuentra en una lucha permanente contra todo tipo de conspiraciones: un predicador de Estados Unidos que presuntamente trama un plan para derrocarlo; periodistas insubordinados; fiscales con una agenda encubierta; siniestras potencias extranjeras. La lista de aquellos que quieren perjudicarlo, a él y su país, es larga. Ahora, el presidente dice haber sufrido un nuevo ataque contra su honra.

Reírse de alguien de quien se depende

El programa satírico “Extra 3” del NDR (un canal de la cadena de TV pública alemana), osó burlarse del gobernante turco en un videoclip. Con la música de una popular canción de Nena se le canta allí al “jefe del Bósforo”. El texto dice, por ejemplo: “Un periodista que escribe lo que no le agrada a Erdogan termina al día siguiente en la cárcel”. O: “Igualdad de derechos para las mujeres; también a ellas se las golpea”. Al mismo tiempo se ven imágenes de violencia policial contra una manifestación en el Día Mundial de la Mujer. Al presidente no le gustó el chiste, eso es seguro. El embajador alemán ya habá sido citado la semana pasada por otra queja.

Matthias Bölinger

Matthias Bölinger

Berlín está en una posición difícil. Porque es irrefutable que Europa y en especial el Gobierno alemán dependen –o se han hecho dependientes- de Turquía en cuanto a la política de refugiados. Justo en el momento en que al Gobierno turco se le escapaban de las manos las riendas en el Medio Oriente, Ankara recibió una poderosa palanca. De este modo, consiguió entre otras cosas la reanudación de las negociaciones de adhesión a la Unión Europea, pese a que el país echa por la borda cada vez más valores democráticos. El video de “Extra 3” lo resume así: “Sé amable, porque él te tiene en la mano”. La imagen: Angela Merkel estrechando la mano del despótico presidente.

Erdogan muestra falta de grandeza

El Ministerio de Relaciones Exteriores alemán ha confirmado el encuentro de Erdogan con el embajador germano por el asunto de “Extra 3”. Se dejó en claro que hay que proteger la libertad de prensa y de opinión. Con semejantes actitudes, Erdogan solo puede perjudicarse a sí mismo. Un hombre que eleva una humorada a la categoría de affaire de Estado demuestra sobre todo falta de grandeza. Y le depara al video una atención que nunca hubiera recibido de otra forma.

Erdogan intenta enfrentar la burla poniéndose por completo en ridículo. Pero tampoco la diplomacia alemana puede protegerlo de su propia vanidad.

Aquí puede ver el video satírico que ha levantado tanto revuelo

DW recomienda

Enlaces externos