El Papa según Wenders | Cine | DW | 14.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

El Papa según Wenders

Wim Wenders no deseaba rodar un documental sobre Jorge Mario Bergoglio, sino con él. Con el documental “El papa Francisco, un hombre de palabra”, el famoso director alemán se acercó al jefe del Estado vaticano como nadie

Wim Wenders no para. Después de estrenar su película sobre la coreógrafa de danza contemporánea Pina Bausch, que terminó siendo reconocida como uno de los mejores documentales del año 2011, el célebre director alemán ha llevado ocho producciones a la gran pantalla. En la más reciente, El papa Francisco, un hombre de palabra, ha estado trabajando desde finales de 2013. La cinta de 96 minutos, que muestra a Jorge Mario Bergoglio en una conversación bastante íntima con la cámara, fue exhibida por primera vez el pasado sábado (12.5.2018) en el 71º Festival de Cannes y llegará a las salas de cine germanas el próximo 14 de junio.

Lea también:

Opinión: Cinco años de Francisco, el "Papa del Fin del Mundo"

Wenders le pisó los talones a la máxima autoridad de la Iglesia católica dentro y fuera de la Santa Sede, desde el balcón en la basílica de San Pedro hasta Filipinas, en plena época de ciclones; lo acompañó durante su visita a un empobrecido asentamiento gitano en la periferia de Roma, a un albergue de refugiados en la isla italiana de Lampedusa y a uno de los barrios más violentos de Río de Janeiro; lo retrató alrededor del mundo con cristianos de a pie y políticos de alto rango: con los presidentes de Estados Unidos Barack Obama y Donald Trump; con el “hombre fuerte” de Rusia, Vladimir Putin; y con la canciller de Alemania, Angela Merkel.

Filmfestspiele Cannes 2018 | POPE FRANCIS – A MAN OF HIS WORD von Wim Wenders (W. Wenders)

Wenders usó un artificio técnico para acentuar su cercanía con el Papa.

Pero los platos fuertes de El Papa Francisco, un hombre de palabra son una serie de imágenes inéditas, hasta ahora resguardadas en las bóvedas del Vaticano, y el largo coloquio sostenido por Wenders y Bergoglio, producto de cuatro entrevistas. Como en Pina, donde el cineasta recurrió a la tridimensionalidad con miras a capturar fielmente la esencia del arte de Bausch, Wenders usa un artificio técnico para acentuar su cercanía con el Papa: como el alemán no deseaba aparecer en la película, instruyó a Francisco para que le hablara directamente a la cámara mientras miraba una pantalla en la que aparecía la cara de su interlocutor.

Cabe destacar que este truco consigue acercar a Bergoglio no solamente a Wenders, sino también a los espectadores. Al hablar sobre este proyecto, el director de 72 años subrayó que su propósito no había sido concebir “una película biográfica sobre Francisco, sino una película con él”. A su juicio, lo importante son las ideas del Papa, su apertura de cara a la gente y hacia los problemas sociales que se viven en el planeta, sobre todo el desafío que representan el calentamiento global y sus consecuencias. “En este sentido, Francisco es único”, sostiene el artista católico nacido en Düsseldorf.

Christoph Strack (ERC/ER)


DW recomienda