1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"El Papa Francisco puso la Iglesia en movimiento"

Pasados los dos primeros años desde la elección del Papa Francisco, su sello renovador sigue pesando más que las críticas por sus frases inusuales. Ahora, anuncia que su pontificado "será breve".

A dos años de la elección del Papa Francisco, el presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, el cardenal Reinhard Marx, elogió las reformas impulsadas por el argentino Jorge Bergoglio. “El Papa Francisco puso la Iglesia en movimiento. Quiere que la Iglesia salga hacia la calle y lleve el Evangelio a la gente, en palabras y hechos”, dijo Marx al periódico alemán Münchner Merkur con motivo del segundo aniversario del papado de Francisco, este viernes, 13 de marzo de 2015.

El Papa “abrió nuevas posibilidades”

“Abrió nuevas posibilidades y anima a un verdadero debate teológico sobre el camino de la Iglesia en el futuro”, añadió Marx. Las iniciativas que más se destacan son, según él, el sínodo episcopal en el Vaticano o la ya comenzada reforma a la Curia, subrayó el cardenal alemán. En su opinión, las acciones de Francisco van más allá de la reforma eclesiástica, ya que “hizo que se oyera nuevamente la voz de los pobres”. Además, según el cardenal Marx, Jorge Bergoglio echó luz sobre los escándalos del Vaticano y lucha por lograr más transparencia.

El Papa Francisco con Angela Merkel el la Santa Sede.

El Papa Francisco con Angela Merkel el la Santa Sede.

Si bien varias reformas ya habían sido iniciadas por el Papa Benedicto XVI, este ya no tuvo la fuerza suficiente como para enfrentar a sus críticos en Roma ni tampoco en las Iglesias del mundo. También Francisco tiene enemigos, dice Marx. Los miembros de la Curia quedaron conmocionados cuando Francisco les dijo, poco antes de Navidad, que sufrían de “15 enfermedades” que eran como “Alzheimer espiritual”. A muchos otros no les agrada su forma abierta de tratar temas como la sexualidad, o su visión de la familia. “Cuando un Papa reforma la Iglesia y hasta quiere revolucionarla, entonces deja de ser todopoderoso”, dijo recientemente Marco Politi, experto en el Vaticano, con motivo de la publicación de su libro 'Francisco entre los lobos'.

“Puños” y “mexicanización”

El Papa Francisco es a menudo objeto de críticas por sus frases, inusuales para su cargo. Sus críticos opinan que debería controlar mejor lo que dice. Cuando Francisco quiso ilustrar los límites de la libertad de opinión y dijo que “si alguien insulta a mi madre, le espera un puño”, muchos fruncieron el ceño. Y su llamado a los católicos a no “multiplicarse como conejos”, otros tantos se sintieron agraviados. Pero la gota que colmó el vaso, cita el Münchner Merkur, fue cuando dijo que está bien castigar a los menores siempre y cuando "se haga con dignidad". Esa frase le trajo una verdadera lluvia de críticas en las redes sociales.

Hace unos días, Francisco causó rechazo en México al señalar que no quería que en su país, Argentina, se produjera una “mexicanización”, en referencia a la proliferación del narcotráfico.

Además, el hecho de que no hiciera declaraciones respecto del escándalo en torno a los gastos millonarios del exobispo alemán Franz-Peter Tebartz van Elst y del hecho de que se le concediera un puesto en el Vaticano fue también motivo de críticas en Alemania.

¿Cómo seguirá el Pontificado de Francisco?

El Papa en Estambul.

El Papa en Estambul.

En octubre se producirá un acontecimiento muy esperado en el Vaticano: los obispos de todo el mundo volverán a reunirse en el sínodo. “Estoy agradecido por el camino que abrió el Papa Francisco hacia el sínodo episcopal y la reforma de la Curia”. Las expectativas son altas, sobre todo en cuanto a decisiones como dar el sacramento del matrimonio a divorciados, algo bastante improbable.

Sin embargo, a Francisco se lo mide por ese tipo de cosas. Bergoglio, de 78 años, ya anunció que, si lo abandonan las fuerzas, podría retirarse, así como hizo su predecesor, el Papa Benedicto XVI. "Yo tengo la sensación que mi Pontificado va a ser breve. Cuatro o cinco años. No sé, o dos, tres. Bueno dos ya pasaron. Es como una sensación un poco vaga. Le digo, capaz que no. Por ahí es como la psicología del que juega y entonces cree que va a perder para no desilusionarse después", dijo según una transcripción de la entrevista difundida por el Vaticano. "Pero tengo la sensación que el Señor me pone para una cosa breve", añadió el pontífice.

CP (dpa, Münchner Merkur) / LGC