1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

El Papa en doble misión

El Papa ofició una misa en Varsovia en la que denunció el relativismo en la sociedad moderna e intentos de falsificar el evangelio. Benedicto XVI intenta fortalecer la fe en Polonia y la reconciliación con Alemania.

default

El Papa durante la misa en Varsovia

El Papa Benedicto XVI afirmó que, a su juicio, el relativismo domina en la sociedad y que hay personas e instituciones que "haciendo caso omiso de la tradición, intentan falsificar la palabra de Cristo y erradicar del evangelio la verdad, demasiado incómoda para el hombre moderno". El pontífice hizo estas manifestaciones ante varias decenas de miles de personas que asistieron bajo la lluvia en la plaza "Jozef Pilsudki", de Varsovia, a la misa con la que concluyó su estancia en la capital polaca, primera etapa de la visita de cuatro días que realiza a Polonia siguiendo las huellas de Juan Pablo II.

"No podemos caer en la tentación del relativismo o de la interpretación subjetiva y selectiva de las sagradas escrituras. Sólo la verdad íntegra nos puede abrir a Cristo", dijo el pontífice. Ante los miles de polacos que desafiaron desde primeras horas de la madrugada el frío y la lluvia para asistir al encuentro con el papa, Benedicto XVI dedicó parte de la homilía a resaltar la figura de Juan Pablo II

Importancia de hablar polaco

Papst Benedikt XVI in Polen Messe in Warschau Regenschirme

Ni la lluvia, ni las palabras severas que Benedicto ya pronunció en otras ocasiones, parecen poder perjudicar la buena impresión que crea hasta ahora la visita de Benedicto XVI entre los polacos. "No reconozco al cardenal Ratzinger", escribió asombrado el arzobispo de Oppeln, Alfred Nossol, en el diario polaco "Zycie Warszawy". "Conozco a Joseph Ratzinger desde hace años. Siempre fue un intelectual, un teórico. Ahora se convierte ante mis ojos en un pastor que le estrecha la mano a la gente y abraza a los niños. Asumió gestos papales, aunque todavía le falta la experiencia. Pero sobre todo me sorprende su excelente domino de la lengua polaca."

Los gestos y el idioma polaco parecen ser claves en este viaje. Según una encuesta encargada por el diario "Gazeta Wyborcza", la mayoría de los polacos considera que la visita en Wadovice, lugar de nacimiento de Karol Wojtyla, será el evento más importante de este viaje. Sólo un 25 por ciento de los entrevistados le concede más importancia a la visita en el antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz.

Expectativas diferentes

Supuestamente, la mayoría de los polacos parece esperar un "viaje sentimental" que sigue las huellas del anterior Papa Juan Pablo II. El 80 por ciento de los más de mil entrevistados quiere que "el Papa hable mucho en polaco", reporta el diario. Un 83 por ciento expresó su deseo que el Papa Benedicto hable mucho sobre su antecesor. Sólo un 3 por ciento califica el hecho de que el Papa Benedicto sea alemán como "problemático".

En Alemania el interés se centra obviamente en la vista del Papa alemán al antiguo campo de exterminio de Auschwitz. Con alivio se registra en Alemania la calida recepción de Benedicto XVI en Polonia y los comentarios de la prensa polaca que califican el encuentro entre los creyentes polacos y el Papa alemán como un nuevo punto culminante en el proceso de reconciliación entre Polonia y Alemania.

DW recomienda