1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Papa en Cuba: “No se olviden de soñar”

El Papa Francisco exhortó a los cubanos a trabajar por un futuro mejor, pero no abundó en alusiones políticas concretas. Desde Cuba, Christoph Strak hace un balance de la visita papal.

Quizá este episodio que tuvo lugar en un centro juvenil de La Habana resuma el mensaje del Papa. Leonardo Manuel Fernández, un estudiante de 21 años de la capital cubana, dio testimonio de la forma de pensar de la juventud católica: “Lo que nos une es la esperanza de una cambio profundo en Cuba, para que nuestro país sea un hogar que acoja a todos sus hijos, sin importar lo que piensen o dónde vivan”. Hubo fuertes aplausos. El Papa gradeció su “testimonio de esperanza”. Leonardo no apareció al día siguiente en los medios oficiales cubanos.

Cambiar el mundo

Esperanza, futuro. Dos conceptos mencionados reiteradamente en los discursos del Papa: en La Habana, en Holguín, en Santiago de Cuba. “Los sueños son parte de la vida, en especial de la vida de los jóvenes”, dijo Francisco, exhortando a la juventud a soñar con cambiar el mundo.

Eso tiene connotaciones políticas, si uno ve en casi cada esquina que la vida en Cuba es todo menos un sueño. Roberto, de 46 años, acudió a ver a Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana, como lo había hecho cuando visitaron el país Juan Pablo II, en 1998, y Benedicto XVI, en 2012. Dice que no es católico, sino ateo. “No creo en Dios, pero creo en el papa Francisco”, afirma, acotando que el Pontífice siempre está de parte de los pobres y los marginados, y también trabaja para que a todos los cubanos les vaya mejor. Y para que haya mejores relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Como muchos otros, Roberto espera que acabe el embargo de Washington contra la isla.

Detenciones en La Habana

A diferencia de sus antecesores, Francisco no mencionó muchas veces la palabra “libertad” en Cuba. Instó a los sacerdotes a ser pastores cercanos al pueblo. Y afirmó que sabe “con cuánto esfuerzo y sacrificio” trabaja la Iglesia en este país.

Durante la visita del Papa hubo algunas detenciones. Marta Beatriz Roque, una conocida crítica del régimen, dijo por teléfono a Darío Menor Torres (quien cubre para DW el viaje papal) que estaba detenida. Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, dijo también a DW que había sido detenida cuando se dirigía a la Nunciatura, donde había sido invitada a un encuentro con Francisco. Añadió que luego había permanecido retenida durante cinco horas con otras mujeres, y que había sido intimidada e insultada. Berta Soler duda que esta visita del Papa provoque algún cambio y se dispone a seguir trabajando por la libertad y el pluralismo.

Llama la atención cómo el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, ha intentado bajarle el perfil a estos incidentes, explicando que no se trataba de invitaciones oficiales incluidas en el programa del Papa.

Papst Franziskus besucht Kuba und Castro

Francisco es recibido por Raúl Cestro en La Habana.

El próximo capítulo

En todo caso, “la gente está agradecida y entusiasmada con lo que Francisco ha hecho por el país”, señala Yosvany Carvajal, párroco de la catedral de La Habana. Cuenta que ha recibido incluso una invitación oficial a dar una conferencia sobre el pensamiento del Pontífice y apunta que así crece también “la influencia de la Iglesia en procesos sociales”.

El viaje de Francisco continúa ahora en Estados Unidos. El hecho de que el presidente estadounidense, Barack Obma, haya conversado largamente con Raúl Castro por teléfono el pasado jueves es uno de los hechos colaterales notables que acompañan esta gira papal. Esta historia entre Washington, La Habana y el Vaticano aún no ha llegado a su fin. En estos días, el Papa la enriqueció con un par de exhortaciones a soñar.

DW recomienda