El papa critica la idolatría de la riqueza ante los jóvenes católicos de Asia | El Mundo | DW | 15.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El papa critica la idolatría de la riqueza ante los jóvenes católicos de Asia

El Papa Francisco arremetió contra la "creciente desigualdad entre ricos y pobres" y la "idolatría a la riqueza" durante la VI Jornada de la Juventud Asiática (JJA), en Dangjin (oeste de Corea del Sur).

"Nos preocupa la creciente desigualdad en nuestras sociedades entre ricos y pobres. Vemos signos de idolatría de la riqueza, del poder y del placer, obtenidos a un precio altísimo para la vida de los hombres", aseguró Francisco durante su discurso ante 6.000 jóvenes católicos de Asia en su segunda jornada de visita a Corea del Sur.

La ceremonia estuvo amenizada por actuaciones, que mezclaban lo tradicional, el teatro musical o sonidos más contemporáneos, y las intervenciones de tres jóvenes de Hong Kong, Camboya y Corea del Sur que preguntaron al pontífice sobre sus problemas e inquietudes tanto espirituales como sociales.

El Papa solicitó un momento de silencio para rezar por los vecinos de Corea del Norte, "para que Dios os ayude a ser una sola familia de nuevo, sin perdedores o ganadores". La JJA, de cinco días de duración, tiene su sede principal en el Santuario de Solmoe, el lugar de nacimiento del primer sacerdote coreano Andrew Kim Tae-gon, en la citada localidad de Dangjin.

Misa de clausura en espacio histórico

Este encuentro es el equivalente asiático de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica y se celebró por primera vez en 1999 en Hua Hin, Tailandia, con el objetivo de conectar a los jóvenes católicos del continente más poblado del mundo, que cuenta con unos 137 millones de seguidores de este credo.

La VI Jornada de la Juventud Asiática católica finalizará el domingo con una misa de clausura ofrecida por el pontífice en la Fortaleza de Haemieupseong, un espacio histórico junto al Santuario de los Mártires de Haemi en la localidad de Seosan, 150 kilómetros al suroeste de Seúl.

CP (efe, dpa)