1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El póker nuclear de Ginebra

Desde hace 12 años se discute sobre el programa atómico de Irán. Este martes, un acuerdo debería eliminar el peligro de la bomba nuclear iraní. Pero... ¿qué significaría para Irán? Walter Posch lo explica a DW.

Por un lado, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y Alemania. Por otro lado, Irán. Ambas delegaciones tienen hasta el martes por la noche para encontrar una solución: ¿Cómo garantizar que Irán destinará la energía nuclear solo auso civil y no fabricará armas atómicas? Teherán ya negó sus intenciones de desarrollar armas. A cambio, busca que le levanten las sanciones económicas impuestas por occidente. ¿Qué consecuencias tendría un tratado con Irán? El científico y experto en Irán Walter Posch lo explica a DW.

DW: Si se llega a un acuerdo y a una flexibilización progresiva de las sanciones: ¿Cómo afectaría a Irán en cuanto a política interior?

Walter Posch: El tratado tendría gran influencia en el debate político. Se podría decir: “Si somos moderados y argumentamos con razón, si dejamos que actúe gente con experiencia en vez de cabezas revolucionarias, podemos conseguir éxitos en la comunidad internacional”. Al mismo tiempo, las fuerzas radicales tratarán por todos los medios, de criticar el acuerdo para dejar claro que siguen ahí y siguen teniendo algo que decir.

¿Cómo podría tener alguien algo en contra de que Irán se acercase a Occidente y se levantasen las sanciones?

Todavía no se sabe hasta ahora si las sanciones se levantarán. Y si lo hacen, cuáles se levantaran. ¿Las aprobadas por violaciones de los derechos humanos? ¿Las sanciones contra la guardia revolucionaria? No lo creo. Estas no se impusieron como sanciones al programa nuclear. Pero igualmente son importantes. Los iraníes viven una revolución anti-occidental desde 1978. Acabaron con el Sha, porque decían que el sistema dominado por Estados Unidos era injusto para ellos. Y esta tradición sigue existiendo. Los iraníes no superarán tan fácilmente esa lógica revolucionaria

¿Podrían las fuerzas radicales evitar el proceso de dialogo en el último minuto?

Walter Posch, experto en Irán

Walter Posch, experto en Irán

No lo creo. Solo podrían hacerlo si consiguen probar que no se están levantando las sanciones o que este proceso es muy lento y muy vago. Eso sería un as en la manga para los opositores. Por el contrario, el presidente Rohani necesitaría flexibilizar las sanciones lo antes posible. Algo que también atañe a Occidente. Si el acuerdo nuclear fracasa, las sanciones continuarán por largo tiempo.

Si con el acuerdo se consiguiese levantar las sanciones. ¿Cuándo verá el pueblo los resultados?

Es difícil de decir. Hay muchas circunstancias imprevisibles. Por ejemplo, las sanciones afectan, entre otros, al sector del petróleo. Aunque Irán pueda vender petróleo otra vez, los precios han caído en el mercado internacional. Y Arabia Saudí quiere seguir manteniendo ese precio bajo. Ahí es donde veo lo más peligroso del proceso. Que el levantamiento de sanciones llegue demasiado tarde.

¿Hay alguien que se beneficie de las sanciones en Irán?

Se dice que hay grupos se benefician. Pero la frustración de muchos empresarios iraníes y la clase media es mucho mayor. Desean poder transferir dinero y hacer negocios con normalidad. Y estos tienen más peso que los que se benefician de ellas.

Lo que paraliza en Irán es esta espera. ¿Cómo será su posición hacia Occidente? Hay grandes esperanzas, especialmente en cuanto a la normalización de la relaciones con Estados Unidos. Bastaría con pasar de ser considerado enemigo a ser un interlocutor distanciado. Pero sobre todo, se espera que se levanten las sanciones. Y también, que se encuentren más afinidades a occidente en cuanto a la política regional.