1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El negocio del Estado Islámico con los rehenes

El grupo terrorista Estado Islámico se financia, entre otras cosas, a través de la venta de rehenes. Medios alemanes investigaron cómo la milicia yihadista y los familiares de las víctimas negocian el pago del rescate.

La organización terrorista Estado Islámico (EI) es considerada una de las más ricas del mundo. Sus principales fuentes de ingreso son impuestos, aranceles y multas, que los yihadistas recaudan entre los habitantes de las regiones bajo su control. Asimismo, el pago de rescate para conseguir la liberación de rehenes es una lucrativa fuente de financiación. Los medio alemanes NDR y SWR documentaron la venta de yazidíes por parte del EI.

Desde hace un año, Abu Mithal -su verdadero nombre ha sido omitido- ayuda a yazidíes a pagar el rescate para liberar a sus familiares en manos de los yihadistas. “A veces negociamos directamente con el EI. Negocio con ellos por medio de Whatsapp, así es como acordamos el precio”, cuenta Mithal.

“Mercado online” de compra-venta de yazidíes

En 2014, cuando el EI asaltó la ciudad de Sinyar, en el norte de Irak, decenas de miles de yazidíes se refugiaron en las montañas de la zona. No obstante, cientos de hombres, mujeres y niños de la minoría religiosa, que no lograron huir a tiempo, fueron asesinados o secuestrados por los terroristas. Hoy día, existe una suerte de “mercado online” de compra-venta de los rehenes.

Las fotos de las víctimas son compartidas a través de servicios de mensajería como Whatsapp. Tanto combatientes del EI como los familiares desesperados de los rehenes pueden comprarlos. Abu Mithal viajó a Turquía para negociar, por ejemplo, el rescate de la yazidí Samia y de sus hijos. A través de Whatsapp una persona de contacto del EI lo citó en una oficina en Gaziantep, una ciudad en el sur de Turquía, cerca de la frontera con Siria.

15.000 dólares por mujer con hijos

Allí la persona de contacto le informó que el EI había pedido 15.000 dólares por el rescate de Samia y sus hijos. Mithal ya había negociado la liberación de varios rehenes yazidíes. En total, explica, ha pagado cerca de 2,5 millones de dólares al grupo terrorista. La oficina en Gaziantep se comunicó directamente por teléfono con las personas de contacto del EI, recibió el depósito de Abu Mithal y le cobró 40 dólares por la transferencia del dinero a Siria.

Después, Mithal tuvo que esperar a que el vendedor se pusiera en contacto con él. “Me ha contestado que ha recibido el dinero y ha dicho que no me preocupe. Estoy contento. Estoy seguro que este hombre no me traicionará. Cumplirá su promesa, y espero que pronto los rehenes puedan regresar sanos y salvos hacia nosotros”, cuenta más tarde.

En la entrega de rehenes, Mithal tuvo que pagar el resto del dinero del rescate. Hoy día, Samia y sus hijos están a salvo. No obstante, su liberación duró casi un mes.


DW recomienda