1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

El nacimiento de dos Estados

En 842 el rey de los francos orientales Luis el Germánico (hoy Alemania) y el de los occidentales Carlos el Calvo (hoy Francia), pronunciaron ante sus respectivos ejércitos el juramento de Estrasburgo.

default

Documento firmado en Estrasburgo.

Desde la muerte de Carlomagno (aprox. 747-814), el 28 de enero de 814 los disturbios estaban a la orden del día en Francia. La generación de los nietos del fundador peleaba entre sí por su herencia. Provocaba controversia el papel que Luis el Piadoso (778-840), hijo de Carlomagno, había atribuido a su hijo Lotario I (795-855).

Lotario I ya había sido designado co-emperador en 817, mientras que sus hermanos, Luis el Germánico (806-876) y Carlos el Calvo (823-877), habían recibido respectivamente las coronas del Reino Franco Oriental y Occidental. Esto ocasionó una larga contienda entre los carolingios, produciéndose distintas alianzas.

Strassburg Elass neu

Vista de Estrasburgo.

Fundación de Francia y Alemania

Para dirimir la disputa entre los hermanos y al mismo tiempo formar una coalición contra Lotario, Luis el Germánico y Carlos el Calvo se reunieron con sus respectivos ejércitos el 14 de febrero de 842 en Estrasburgo.

Los juramentos pronunciados en la plaza central de aquella ciudad marcaron no sólo un giro en la disputa entre los herederos por la sucesión carolingia, sino que se convirtieron en un hito en la historia europea. Aquella fue la primera vez que quedó documentado que los habitantes de las dos mitades, oriental y occidental, del antiguo reino Franco ya no podían entenderse en el mismo idioma.

El juramento, que leyó primero Luis, de manera ceremoniosa y prolija ante los dos ejércitos, calificó a Lotario como totalmente inadecuado para el cargo de emperador. Luis señaló que la supuesta animosidad indomable de Lotario estaba provocando una separación del gran imperio franco, algo inaceptable.

Deutschland Frankreich Geschichte Karl der Kahle Vertrag von Verdun

El tratado de Verdún.

Con esta convicción Luis y Carlos prestaron un juramento que los asociaba inseparablemente contra Lotario I. En la formulación del juramento, Luis el Germánico utilizó la romana lingua, a partir de la cual se desarrolló posteriormente el francés. Carlos el Calvo optó por la teudisca lingua, fundamento del idioma alemán. Ambos pronunciaron el juramento de Estrasburgo en el idioma del otro, para que éste fuera comprendido por sus respectivos soldados.

La división de Europa Central Esta ruptura linguística fue documentada por primera vez aquel14 de febrero de 842. En los años siguientes fueron acordados otros tratados que sellaron la división de Europa central dando al continente la faz que tiene hoy en día. En el Tratado de Verdún de 843, Luis el Germánico obtuvo el Reino Franco Oriental, limitado por el curso del río Rin en el oeste, por una línea entre Ginebra y Chur por el sur, y en el Oriente por una línea que iba desde Ratisbona pasando por Magdeburgo hasta llegar a Hamburgo.

El centro de Europa fue adjudicado al emperador Lotario y comprendía desde Frisia, pasando por Lorena y Borgoña hasta Lombardía en Italia. Carlos el Calvo recibió el Reino Franco Occidental cuyas fronteras eran equiparables a las de la actual Francia.

Karl der Kahle

Carlos el Calvo.

Tratado de Meersen

Con en Tratado de Meersen de 870, el centro del continente europeo, actualmente el territorio que se extiende desde los países del Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo), hasta la antigua Borgoña, fue dividida en partes iguales entre el Reino Franco Oriental y el Occidental.

El Reino Lotaringio quedó disuelto tras la muerte de Lotario y la parte del sur fue anexada al Reino de Italia bajo un rey lombardo. Las fronteras definitivas del territorio que posteriormente se convertiría en Francia y Alemania fueron estipuladas en el Tratado de Ribemont de 880. La parte oeste de la antigua Lotaringia pasó al dominio del Reino Franco Oriental.

La tan invocada alianza franco-germana, considerada por muchos como motor y elemento imprescidible del desarrollo europeo, tiene sus raíces a comienzos del siglo IX, cuando un reino fue dividido en dos partes, que en el transcurso de los siglos siguientes se desarrollaron de manera independiente.

Autor: Matthias von Hellfeld/ EU

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda