1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Gastronomía

El Museo de la salchicha "Currywurst"

Suena a broma, pero es verdad: pronto abrirá un museo en Berlín dedicado a la famosa “Currywurst”. Una salchicha de origen berlinés que nos hace la boca agua.

default

La típica salchicha alemana de curry con su salsa de tomate. Es la estrella de la comida rápida alemana.

Próximamente abrirá sus puertas al público el Museo de la Currywurst, cerca de la atracción turística Checkpoint Charlie, un antiguo punto de control militar en la línea que dividía Berlín Occidental y Oriental.

Será una exposición en honor a la famosa salchicha, con instalaciones mediáticas e instalaciones de producción, según se lee en la página web del museo. Los visitantes podrán informarse sobre la historia y los ingredientes de la salchicha y además se tiene previsto abrir una zona gastronómica para poder probarla. Los organizadores del museo cuentan con 350,000 visitantes al año, según informa el diario berlinés “Berliner Morgenpost”.

La comida rápida a la alemana

Si tiene planeado hacer dieta, no debería probar la “Currywurst” – una salchicha frita o escaldada con curry en polvo y una salsa de tomate deliciosa y otros ingredientes más. De hecho, es difícil evitar los puestos típicos berlineses, llamados "Buden", que venden la famosa salchicha. Y la verdad es que vale la pena probar esa bomba de calorías. Lo malo es que si la pruebas una vez, lo harás otra y otra vez más

Berlin Checkpoint Charlie

El museo abrirá sus puertas cerca de la atracción turística “Checkpoint Charlie”.

.

La Currywurst berlinesa fue creada en el año 1949 por Hertha Heuwer que la preparó por primera vez en un puesto ubicado en el distrito berlinés de Charlottenburg y que finalmente fue patentada. Fue en la plaza Stuttgarter Platz donde nació la salchicha de curry, según dice el portal “BerlinOnline”. Allí se ve hoy una placa conmemorativa.

La especialidad con salsa de tomate especial caliente se sirve ya cortada y normalmente con un panecillo blando que pueda absorber bien el jugo. La Currywurst se puede pedir con o sin piel, siempre dependiendo del gusto individual.

El placer de paladar de todos

A todos les gusta la salchicha de curry y de hecho se trata de una delicia para todos los estratos sociales. Da igual si eres obrero o manager, si la comes por la mañana o después de salir de fiesta: el apetito es el mismo. Uno de los fans más famosos de la salchicha de curry es el ex canciller federal alemán Gerhard Schröder

Gerhard Schröder ißt Thüringer Bratwurst

El ex canciller federal alemán Gerhard Schröder disfrutando de otra especialidad alemana: La salchicha “Thüringer Bratwurst”.

. En una entrevista con la revista “Brigitte” dijo: “En Berlín conozco casi todos los puestos en los que venden la Currywurst”. Y hay que saber que en la capital alemana hay muchos. La lista de gente prominente que ama la salchicha más famosa de Alemania es infinita.

Incluso existe una película del año 2008 titulada “Die Entdeckung der Currywurst” (El descubrimiento de la Currywurst) que tematiza irónicamente el origen del snack preferido de los alemanes. Es una historia de amor entre una cocinera y un chico joven durante la primavera de 1945, pero que no enfoca la situación política de aquellos tiempos. Simplemente es una historia de ficción en la que, en realidad, el tema de la Currywurst queda al fondo.

Una experiencia comestible

Hasta que abra el Museo de la Currywurst, que también expondrá un atlas para orientarse bien en el mundo berlinés de la salchicha de curry, habrá tiempo para comer muchas salchichas y entender el porqué de su éxito. Por alguna razón se comen 1500 salchichas de curry por minuto en todo el país, según dice el diario “Berliner Morgenpost”.

El museo abrirá diariamente entre las 10 y las 22 horas y la entrada costará entre 7 y 11 euros.

Autora: Laura Labarga

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda