1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El mundo demanda diálogo palestino-israelí

La conferencia de París que reunió a más de setenta países y organizaciones internacionales con miras a fomentar la paz en el Cercano Oriente apostó al diálogo entre palestinos e israelíes y a la sensatez de Washington.

Paris Nahost Konferenz (Reuters/B. Guay)

Más de setenta países y organizaciones internacionales asistieron a la cita de París.

La conferencia celebrada este 15 de enero en París con miras a propiciar la pacificación del Cercano Oriente reunió a más de setenta países y organizaciones internacionales, pero excluyó a Israel y a Palestina, protagonistas del conflicto discutido en la capital francesa. De ahí que no extrañe el tono con que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha desestimado por completo los resultados de ese encuentro. "Su objetivo es imponer condiciones a Israel que no se corresponden con las necesidades nacionales”, dijo el "hombre fuerte” de Tel Aviv, tachando la cumbre de "inútil”.

Está por verse cómo reacciona el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, a la cita de París. Y es que, además de pedir que israelíes y palestinos retomen las negociaciones para dirimir la añeja discordia mediante la creación de dos Estados, en la conferencia también se advirtió que la propuesta de Trump de mudar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén sería "una provocación de consecuencias extremadamente duras”. Esas fueron las palabras del ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, quien, sin embargo, dijo estar convencido de que Trump no cumpliría su amenaza.

Ver el video 02:44

Conferencia de paz para Oriente Medio

Ayrault le pidió al sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca que evitara "toda acción unilateral que complique la situación”. El encuentro, en el que participaron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, constató la degradación de la situación en el terreno y urgió a que busquen cauces para el diálogo. De hecho, cerca de 250 exmiembros de los cuerpos de seguridad de Israel firmaron una petición pública en la que instan al Gobierno de Netanyahu a separar a su país de los territorios palestinos. "Si no lo hacemos, Israel será menos judío y menos seguro”, se arguyó en ese texto.

Israel teme que se impongan condiciones de paz desde fuera que le resulten desfavorables, mientras que los palestinos han saludado la iniciativa. Netanyahu describió la conferencia de París como los "últimos tics de un mundo pasado”. Israel confía en un mayor apoyo del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "El mañana será diferente, y el mañana está muy cerca”, señaló Netanyahu.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema