1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El mandamás del fútbol alemán

Karl-Heinz Rummenigge se ha posicionado como uno de los hombres más influyente del fútbol en Alemania y el mundo con su labor como directivo del Bayern y vocero de la Asociación de Clubes Europeos.

Mundial de fútbol, Eurocopa, Champions League o Bundesliga. Actualmente no existe casi ninguna competencia de renombre internacional en la que el alemán Karl-Heinz Rummenigge no intervenga de forma decisiva, bien sea en su papel como directivo del Bayern Múnich, el equipo con mayor número de jugadores en la selección campeona de Brasil 2014, o como vocero y líder de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) que conglomera a los más ricos representantes del balompié en el Viejo Continente.

Lluvia de millones

Rummenigge viene cosechando para la ECA un triunfo financiero tras otro. En las discusiones en torno al Mundial del 2022 en Catar consiguió un importante acuerdo para su organización luego de plantear una posición de controversia frente al plan de la FIFA de programar el evento para ser jugado -por primera vez en su historia- a final de año, en el mes de diciembre, y no en junio y julio como era costumbre.

“Los clubes europeos no están dispuestos a pagar los costos de los cambios de fecha del Mundial”, sentenció Rummenigge a nombre de la ECA, que luego terminaría aprobando el nuevo cronograma cuando la FIFA dio su brazo a torcer con el anuncio de que aumentaría la prima que se le cancela a los equipos por prestar los jugadores para el máximo evento del fútbol internacional.

En total la ECA recibirá 195 millones de euros por los Mundiales del 2018 en Rusia y Catar 2022. Esto es tres veces más de lo que la FIFA le pagó a los clubes por concepto de su cooperación en el Mundial de Brasil 2014. Además, en un logró casi tan importante como el monetario, Rummenigge lideró la concesión de la FIFA para que en el futuro la ECA tenga voz y voto en la elaboración del calendario internacional del fútbol, lo que le da gran influencia al momento de defender sus intereses.

El funcionario alemán no solo ha logrado obtener más dinero de la FIFA para la ECA. La UEFA también terminará desembolsando sumas considerables a favor de los clubes, tanto por el préstamo de los futbolistas (150 millones de euros en el 2016, 200 millones en el 2020), como por su participación en las competencias europeas. En total los clubes recibirán 400 millones de euros al año de la Champions League y la Liga de Europa. Por simplemente clasificar para ellas, cada equipo recibirá respectivamente 12 y 2,4 millones de euros.

El crecimiento del poder de Karl-Heinz Rummenigge en el fútbol mundial está ligado al ascenso del Bayern.

El crecimiento del poder de Karl-Heinz Rummenigge en el fútbol mundial está ligado al ascenso del Bayern.

Influencia en aumento

Los resultados que arrojan las gestiones de Rummenigge le han asegurado el apoyo de los principales clubes del fútbol europeo, en cuya representación ocupará a partir del próximo año una silla en el Comité Ejecutivo de la UEFA. Automáticamente esto lo convierte en el responsable del manejo de las relaciones entre las dos instituciones, que hasta ahora, y de su mano, cada vez son más estrechas, para satisfacción mutua.

“Yo quiero agradecerle a Michel Platini y la UEFA el que compartan la posición de los clubes europeos y estén siempre dispuestos a apoyar un trabajo mancomunado”, ha declarado Rummenige a nombre de la ECA. Por su parte el presidente de la UEFA, Michel Platini, manifiesta: “Siempre he estado convencido de que lo mejor para el fútbol europeo es cooperar con los clubes en busca de las mejores y más creativas soluciones a nuestros problemas comunes. Yo me alegro de que nuestra relación siga floreciendo”.

La influencia internacional de Karl-Heinz Rummenigge guarda una estrecha relación con su importancia en el futbol local de Alemania. La fuente en la que se surte de energía es el Bayern, club que ahora personifica tras haberse encargado de llenar el vacío de poder que dejó la ausencia del expresidente del club, Uli Hoeness, quien tuvo que retirarse de sus actividades como directivo para pagar condena en prisión al ser declarado culpable del delito de evasión de impuestos.

El hecho de ser el hombre fuerte del club con mayor éxito deportivo y financiero del fútbol alemán, y de manejar los hilos administrativos del equipo que más jugadores aporta a la selección nacional, hace que su opinión tenga un gran peso tanto en el día a día de la Bundesliga como en los asuntos propios de la Federación Alemana de Fútbol (DFB). Estos dos factores, y la repercusión de su trabajo internacional, convierten a Karl-Heinz Rummenigge en el hombre más poderoso del momento en el fútbol de Alemania.

DW recomienda