1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

El manantial de agua, característico de Colombia, en peligro

A 3.000 metros de altitud surgen los páramos, ecosistemas únicos que no solo son hermosos a simple vista, sino que también sirven de almacén y suministro de agua potable para millones de personas.

Ver el video 07:14

Vea aquí el video.

Objetivo del proyecto:protección de la biodiversidady con ello del suministro de agua de Bogotá.

Implementación: educación de la población a través de la investigación sobre la biodiversidad de los páramos.

Tamaño del proyecto:es difícil cuantificar el área total que ocupan los páramos porque no todos están conectados. El Páramo de Sumapaz es, con más de 700 kilómetros cuadrados, el más grande del mundo y está situado a 20 kilómetros de la capital de Colombia, Bogotá.

Biodiversidad:un 60 por ciento de las plantas solo existen en los páramos, como por ejemplo, una especie de Espeletia, comúnmente conocida también como frailejón.

A más de 3.000 metros de altitud, en las regiones andinas de Venezuela, Ecuador y Perú, existen unos ecosistemas de características muy particulares, conocidos como páramos. En Colombia se halla a casi la mitad de estos biotopos. Estos parajes, casi míticos, se distinguen por contener una alta proporción de musgo, ciénagas, lagunas y lagos. Los conquistadores españoles llamaron a los páramos “país de la niebla”.

La riqueza de especies de estos ecosistemas es enorme: el 60 por ciento de su vegetación es característica del entorno. El musgo, los líquenes y los pastos absorben agua en enormes cantidades, como las esponjas, y la devuelven de nuevo a los sistemas fluviales. En Colombia, los páramos actúan de manantial de agua de todo el país, así como de reservorio de agua de la capital, Bogotá. Sin embargo, este ecosistema está en peligro. Como los agricultores y ganaderos de la zona necesitan la tierra para el pastoreo queman la vegetación. Si se continúa con esta práctica, el suministro de agua potable, de millones de personas, quedará en riesgo. Para evitarlo, la empresa estatal de aguas ha comprado casi la mitad del área del Parque Nacional Natural Chingaza. Con ello pretende proteger la circulación del agua. Pero ¿hasta qué punto están ya afectados los parques nacionales y dónde sigue intacto el ecosistema? Los jardines botánicos de Bogotá y Berlín trabajan juntos en un proyecto piloto para proteger la biodiversidad de los páramos alrededor de la metrópoli.


Un videoreportaje de Michael Altenhenne

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema