1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

El lujo de vivir en Berlín

Berlín va en proceso de convertirse en un centro político y cultural capaz de atraer a personas con alto poder adquisitivo de otras partes de Alemania y el extranjero, lo que se refleja en el precio de la vivienda.

default

Prenzlauerberg en Berlín.

Llevan exóticos nombres como "Fellini" o “Oxford"; son los nuevos complejos departamentales que cuestan de 10.000 euros por metro cuadrado para arriba, más del doble del costo de las mejores ofertas de la ciudad hace un par de años.

Las nuevas residencias de lujo que están siendo construidas en el corazón del este de Berlín prometen espaciosos lofts, piscinas, spa, servicios de conserjería. El tipo de lujo que uno esperaría encontrar en Londres o Nueva York.

Berlin Prenzlauer Berg Café am Kollwitzplatz

El Café en el Kollwitzplatz.

En Berlín se registra un creciente número de proyectos exclusivos que le inyectan una nueva vida a la capital alemana y a un sufrido mercado inmobiliario, más conocido por sus casas ocupadas y cubiertas de graffitis y sus construcciones en cemento prefabricado estilo soviético.

Lujo desconocido

Mientras que los mercados inmobiliarios en capitales europeas como Madrid, Londres y París vivieron un auge en los últimos años que se vio interrumpido por los problemas crediticios generados por la crisis de hipotecas subprime de Estados Unidos, Berlín mantuvo alejados a los inversionistas durante casi dos décadas desafiando a las tendencias de los mercados mundiales.

Los precios han permanecido bajos, presionados por los más bajos índices de propiedad de hogares en toda Alemania, una escasez de industria, el alto desempleo y un crecimiento descontrolado tras la caída del muro que perturbó el balance entre oferta y demanda.

Según cifras compiladas por el Deutsche Bank el precio promedio de un departamento en Berlín a fines del 2007 era de 2.620 euros por metro cuadrado, comparado con los 3.700 euros en Munich, 4.780 en Londres y 5.352 en París.

Mientras que París, Londres y Madrid han gozado de un crecimiento de dos cifras en los últimos cinco años, el aumento de los precios en Berlín es de un mísero 0,2 por ciento.

Berlin Prenzlauer Berg Im Friedhofspark

Mitte con muchas zonas verdes.

Esto está cambiando especialmente en los distritos de Mitte y Prenzlauer Berg, modernos barrios en el antiguo este cuyas calles frondosas bordeadas por galerías de arte, restaurantes y cafés son la respuesta de Berlín al West Village de Nueva York y a Notting Hill de Londres.

Compradores extranjeros

En el extremo sur de Mitte, entre el ministerio de relaciones exteriores de Alemania y la pintoresca plaza Gendarmenmarkt, en el último año ha aparecido un nuevo barrio de relucientes casas urbanas y departamentos de lujo.

Tal vez, el mayor proyecto de todos sea el ambicioso "Barrio Tacheles", un enorme complejo residencial y comercial con una superficie total de 80.000 metros cuadrados que el Grupo Fundus, los constructores del Hotel Adlon en Berlín, apuntan a comenzar el año que viene.

El proyecto contará con un edificio "Flatiron" para competir con el que está en la Quinta Avenida de Manhattan y una residencia principal pensada para reproducir el icónico Dakota del Central Park en Nueva York.

Peligro potencial

No obstante ya están apareciendo signos de que el ascenso de nivel del mercado berlinés no será suave y que la ciudad podría tener problemas para permanecer inmune a las fuerzas mercantiles que están afectando a otras capitales europeas.

Genossenschaftswohnungen in Prenzlauer Berg, Berlin.

Prenzlauer Berg.

El aumento de los costos de los materiales, las condiciones crediticias más estrechas y la competencia de otros nuevos proyectos en Berlín se han combinado para ensombrecer los proyectos de construcción.

Algunos encargados de ventas inmobiliarias en Berlín coinciden al afirmar que en otras ciudades alemanas como Múnich se puede construir un edificio de lujo y saber en lo que uno se está metiendo. En Berlín hay incertidumbre y bastante riesgo involucrado.

DW recomienda