1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El legado de los alemanes amantes de América

Imágenes tomadas por estudiosos alemanes entre 1870 y 1940 ayudan a reconstruir la memoria visual de los pueblos latinoamericanos. Investigadores recurren a este legado que se conserva en Berlín.

Walter Lehmann - IAI (Walter Lehmann/ Instituto Ibero-Americano)

Uno de los legados que conserva el IAI es el del etnólogo alemán Walter Lehmann.

La capital alemana guarda un tesoro proveniente de América Latina. No se trata de piezas arqueológicas de las antiguas culturas precolombinas, sino de fotos. Nada menos que cien mil imágenes, entre fotografías, diapositivas, placas de vidrio, negativos y tarjetas postales de América Latina y el Caribe, así como de España y Portugal, conserva la Fototeca del Instituto Ibero-Americano (IAI).
 

Más información:

-Alemania y México, oportunidades a la vista

-Amor y drogas: el drama de las alemanas presas en Sudamérica

 

En el siglo XIX, etnólogos, arqueólogos y otros estudiosos alemanes recorrieron Latinoamérica con sus cámaras fotográficas, retratando personas, construcciones, ruinas y paisajes. Hoy estos materiales son fuentes indispensables para nuevos estudios, libros, artículos y tesis doctorales.  Especialmente valiosas son las colecciones más antiguas, de 1860 en adelante. "Cada año, el Instituto recibe entre 50 y 80 consultas de investigadores de Latinoamérica que usan los fondos de la Fototeca o de la Colección de Legados”, indica el Dr. Gregor Wolff, experto en antropología americana y director de la Sección de Colecciones Especiales del IAI.

Max Uhle - Bolivien IAI (Max Uhle/Instituto Ibero-Americano)

El investigador Max Uhle estudió y retrató las culturas de los Andes, como estos indígenas de Bolivia.

La mayoría de estas imágenes data de los años tempranos de la fotografía, con focos en Argentina, Brasil, México y Perú, y están vinculadas a distintos legados científicos. "Para nosotros estas fotos son una fuente de documentación valiosísima –destaca Mayra Mendoza, subdirectora de la Fototeca Nacional de México-. Muchos de estos archivos sólo están en el Instituto Ibero-Americano y no existen en otra parte de Europa ni en América Latina. Muchos salieron de México y se depositaron directamente en el IAI. Yo accedí al legado de Hugo Brehme y sin esa información no me habría sido posible terminar mi investigación”.

En esta amplia colección, las antiguas placas de vidrio son un material muy preciado. Actualmente, Gregor Wolff dirige el proyecto Memoria Cultural de Imágenes de América Latina, de catalogación científica y digitalización de la colección de entre 1870 y 1940, que incluye más de 9.000 placas, negativos y diapositivas de vidrio y negativos sobre celuloide de gran tamaño tomadas por 16 investigadores.

Pioneros de la investigación

"La colección de placas de vidrio incluye documentos fotográficos raros y en gran parte inéditos acerca de temáticas arqueológicas, etnográficas e históricas de América Latina”, destaca Wolff. Los autores son algunos de los investigadores más destacados de la antropología, arqueología, etnología y geografía de las Américas, como Walter Lehmann, Teobert Maler, Eduard Seler, Max Uhle, Paul Ehrenreich, Wilhelm Kissenberth, Robert Lehmann-Nitsche y Hans Steffen, entre otros.

La amplitud de los fondos hace posible reconstruir la evolución de la fotografía desde mediados del siglo XIX hasta comienzos del siglo XX. "Los fondos incluyen tempranas fotografías de estudio, fotografías de expediciones y viajes, sets de filmación de tempranas producciones cinematográficas, así como fotografías de prensa”, detalla Gregor Wolff.

Estas fotos son fuentes visuales de información de valor único sobre las tareas de los pioneros de la investigación sobre América Latina. "En muchos casos se trata de colecciones fotográficas que en sus países de origen ya no existen. Este material es de un valor agregado insoslayable para cualquier proyecto de investigación”, destaca Wolff.

Junto con las fotos, hay materiales como diarios de viaje, manuscritos, listas de fotos y correspondencia, que permiten clasificar e interpretar las fotografías, comparar las tomas con las fotografías publicadas y considerar una amplia bibliografía.

Impresiones de la Revolución Mexicana

"En América Latina hay una efervescencia muy positiva por trabajar con estos materiales”, destaca Claudia Damián, investigadora mexicana que realiza un doctorado en antropología cultural en la Universidad Libre de Berlín. Antes de trasladarse a Alemania fue curadora de la exposición "Hugo Brehme y la Revolución Mexicana”, realizada en el museo Franz Mayer de la capital mexicana, que incluyó fotos del IAI, entre otras colecciones.

"Estas imágenes son de un valor riquísimo y nos pueden decir mucho al trabajar con ellas y ponerlas en contexto con otros archivos y otras imágenes”, señala Claudia Damián, quien afirma que es importante "mirar las imágenes fotográficas, cuestionarlas de manera crítica y confrontarlas con nuestras experiencias, para luego reconocer o desconocer lo que nos muestran sobre nuestras sociedades”.

"Como latinoamericanos, estudiar esta producción visual nos sirve también como experiencia para repensar estas imágenes y replantearnos si ante lo que muestran, o incluso ocultan, seguimos viéndonos todavía identificados  o representados y si es que aceptamos aún esas representaciones”, plantea la investigadora.

Vidriosa memoria

Ausstellung Teobert Maler Die Gegenwart des Vergangenen in Campeche Mexiko ( Marilyn Domínguez Turriza/Centro INAH Campeche)

Esta exposición del INAH y el IAI reunió antiguas imágenes de Teobert Maler y nuevas tomas de las ruinas mayas.

Además de su uso para estudios e investigaciones, estas colecciones han servido para películas documentales, exposiciones del IAI, préstamo para exhibiciones de otras instituciones y diversas publicaciones. Próximamente se presentará el libro sobre el Cusco, con fotografias de Max Uhle y otros autores, realizado por la Universidad de Piura, Perú, en cooperación con el IAI.

Resultados parciales del proyecto de catalogación de Gregor Wolff fueron presentados en Berlín y en Bonn en la exposición del IAI "Gläsernes Bildgedächtnis Lateinamerikas” ("Vidriosa memoria de imágenes de América Latina”). Este año se mostró también en Bonn y en Hamburgo una exposición con fotografiás históricas de México y el legado de Hans Steffen estará a partir de junio en la documenta en Kassel, la principal exposición de arte contemporáneo del mundo, que se realiza cada cinco años en esta ciudad alemana.

Asimismo, en la sala de lectura del IAI se puede apreciar la exposición "Teobert Maler. Fotografías Históricas de México”. El amplio registro de ruinas mayas de este arquitecto y fotógrafo alemán ha servido también para identificar y consolidar construcciones que habían sufrido el paso del tiempo, en un proyecto del IAI y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, del que se han hecho exposiciones en ambos países.

Las imágenes digitales de las placas de vidrio pueden ser revisadas en línea para proyectos de investigación y los materiales de la Fototeca se pueden consultar en la sala de lectura del IAI. El registro de los americanistas que recorrieron el continente ayuda a configurar la memoria y son un espejo en que las sociedades pueden verse representadas o distinguir los cambios que han sufrido.

DW recomienda