El juez Griesa amenaza con declarar a Argentina en desacato | El Mundo | DW | 08.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El juez Griesa amenaza con declarar a Argentina en desacato

"Cuando Argentina dice que ha pagado, está diciendo algo falso y engañoso", aseguró Thomas Griesa. El malestar del juez fue visible durante toda la audiencia ofrecida este viernes.

El juez estadounidense Thomas Griesa, que instruye el litigio entre Argentina y los llamados "fondos buitre", celebró este viernes (08.08.2014) una audiencia pública en Nueva York, en la que lamentó las recientes declaraciones públicas del Gobierno de Buenos Aires sobre el caso y lo amenazó con desacato. Griesa manifestó su rechazo y enfado por el aviso legal publicado en The New York Times y The Wall Street Journal en los que, según el juez, "Argentina omite sistemáticamente una parte de sus obligaciones legales".

En dicho aviso, el Gobierno de Argentina reiteraba su voluntad de pagar a los bonistas que aceptaron la reestructuración de la deuda en 2005 y 2010. Para el magistrado, Argentina tiene obligaciones con los bonistas que aceptaron la quita, pero también con aquellos que no aceptaron la reestructuración de la deuda y a su juicio "no se puede decir que una deuda sea más importante que la otra".

Richter Thomas Griesa +++SCHLECHTE QUALITÄT+++

El malestar de Griesa fue visible durante toda la audiencia.

No basta con pagar una parte de la deuda

"El pago de una deuda supone su pago en su totalidad", aseguró Griesa, en relación al pago realizado por Argentina de una parte de su deuda, que se encuentra bloqueado por decisión del juez. En opinión del magistrado, "no se puede hacer pagos parciales y llamar a eso un pago de la obligación". El malestar del juez fue visible durante toda la audiencia y su postura no varió de la mostrada en las últimas semanas.

Antes de terminar su alocución, Griesa aseguró que "durante casi 12 años Argentina no ha hecho nada por solucionar sus obligaciones legales". El abogado de Argentina, Jonathan Blackman, tomó la palabra durante la sesión para asegurar que "el Gobierno de Argentina tiene que opinar y hacer declaraciones públicas al respecto, porque es un país". Además, Blackman aseguró que en los últimos días se habían publicado informaciones falsas sobre su persona en medios financiados por algunos de los holdouts, que atentaban contra su integridad profesional y personal.

Posible desacato

El juez Griesa volvió a confirmar en su puesto al mediador, Daniel Pollack, y expresó su deseo de que el caso llegue a una solución negociada en un futuro cercano. Para ello, solicitó a las partes que colaboren con el mediador. Para los calificadores de riesgo mundial, Argentina ha entrado en una etapa de "default técnico" a partir del miércoles pasado, cuando fracasó la posibilidad de llegar a un acuerdo con los bonistas en litigio, que reclaman el pago completo de lo adeudado, unos 1.500 millones de dólares.

El juez que lleva adelante la larga batalla legal de Argentina por su cesación de pagos del 2002 amenazó el viernes con declarar al país en desacato si no deja de realizar declaraciones "falsas" sobre que ya cumplió con sus obligaciones financieras. En una audiencia, el juez de distrito Thomas Griesa dijo a los abogados del estudio Cleary Gottlieb, que representa a Argentina, que la nación ha hecho comunicaciones falsas y engañosas pese a que le había ordenado que suspendiera estas prácticas.

MS (dpa/rtrla)