1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El independentista Puigdemont, investido como presidente de Cataluña

"No son tiempos para cobardes ni para los que les tiemblan las piernas. Nos toca asumir responsabilidades", dijo el ahora presidente de Cataluña en su discurso de investidura.

El independentista Carles Puigdemont fue investido hoy (10.01.2016) presidente del Gobierno de Cataluña: la misión que se propone es guiar a la región del noreste de España a la secesión en un plazo máximo de 18 meses, en abierto desafío al Estado español.

Según el diario español “El País”, para Puigdemont el objetivo de la independencia es irrenunciable. El ahora presidente “ha presentado (la independencia) como la única vía para mejorar la calidad de vida de los catalanes”, informó el diario.

Puigdemont abogó por aplicar la resolución separatista aprobada por el Parlamento catalán el 9 de noviembre para guiar a la región hacia un Estado independiente.

"Soy consciente de que iniciamos un proceso que no es fácil ni cómodo. Habrá que poner valor y coraje pero no temeridad", apuntó.

En su alocución se comprometió a abrir un proceso constituyente de base participativa ciudadana y a ofrecer un diálogo y una negociación al Estado español, la Unión Europea (UE) y la comunidad internacional.

Entre los puntos de su programa destacó el diseño definitivo de las llamadas estructuras de un hipotético Estado catalán, con una agencia tributaria -en cuya creación ya trabajan especialistas- y un sistema de seguridad social propios.

"Este no es un proyecto de los políticos ni de las instituciones. Es un proyecto coral y colectivo, en comunión con una mayoría", dijo. "Prometo dejarme la piel", prometió al final de su intervención.

Rajoy responde

El jefe del Ejecutivo español en funciones, Mariano Rajoy, advirtió hoy al Gobierno de Cataluña que defenderá la unidad de España "con firmeza y determinación" ante el desafío independentista de la región del noreste del país.

"El Gobierno (español) no dejará pasar ni una sola actuación en contra de la ley", dijo. "No me faltará firmeza y determinación para seguir defendiendo la unidad de España y la soberanía nacional", añadió.

Cataluña pone en una encrucijada a España

La investidura hoy del nuevo jefe del Ejecutivo sitúa a España en una encrucijada y aumenta la presión para formar Gobierno en el país tras las elecciones generales del 20 de diciembre.

El desafío del nuevo Ejecutivo catalán va a tomar a España con un Gobierno en funciones y con el Congreso de los Diputados más fragmentado de la historia reciente, tras la entrada de dos nuevos partidos: Podemos y Ciudadanos.

Barcelona - Katalanisches Parlament wählt Regierungschef

"Prometo dejarme la piel", prometió Puigdemont al final de su intervención.

Los planes de los independentistas pasan por formar un Gobierno de concentración para convertir a Cataluña en un Estado independiente en un plazo de 18 meses. Según aprobó el Parlamento catalán el 9 de noviembre, en un plazo de 30 días tendrían que aprobarse las primeras leyes para hacerlo posible.

El Gobierno español impugnó entonces la iniciativa secesionista ante el Tribunal Constitucional, que la suspendió en tiempo récord. Rajoy responderá en las próximas semanas al desafío catalán, a pesar de su condición interina.

El Ejecutivo de Rajoy expresó ya el sábado la necesidad de que el próximo Gobierno español cuente "con una amplia base parlamentaria para defender con solvencia y eficacia el derecho de los españoles (...) frente al desafío independentista".

Su formación, el Partido Popular (PP), insistió hoy en una gran coalición con su tradicional adversario, el Partido Socialista (PSOE), y con el emergente Ciudadanos."Le decimos al PSOE que España necesita más unidad que nunca. Que es necesario que los partidos constitucionalistas estemos más unidos que nunca", dijo hoy el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo.

Un giro inesperado

La investidura de Puigdemont como nuevo presidente del Gobierno de Cataluña evita unos nuevos comicios catalanes que hubieran dado margen para negociar un Ejecutivo en España. El giro dado en la región española, a última hora e inesperado, cambia las cosas.

"Es muy probable que los independentistas pretendan aprovecharse de la situación de interinidad de Rajoy, lo que supone otra poderosa razón para un entendimiento entre el PP, PSOE y Ciudadanos, que tienen la obligación de estar a la altura del reto", expresó en su editorial hoy el diario español "El Mundo".

Las miradas están ahora puestas en el PSOE, que rechazó apoyar al Gobierno de Rajoy. Su líder, Pedro Sánchez, pretende buscar un pacto de izquierdas en caso de que el jefe del Ejecutivo en funciones no logre formar Gobierno.

Hoy, los socialistas brindaron su apoyo al Gobierno español y, aunque insistieron en su propuesta de una reforma federal de la Constitución para dar encaje a Cataluña en España, dejaron claro que no aceptarán "planteamientos rupturistas ni que se separe a Cataluña de España".

FEW (dpa, EFE, El País)




DW recomienda