1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El hijo de un funcionario de Kenia era uno de los atacantes

Se trata de Abdirahim Abdullahi, un brillante estudiante universitario que se enroló en las milicias de Al Shabaab. Kenia comenzó hoy los tres días de luto oficial por la masacre en la Universidad de Garissa.

El hijo de un funcionario del Gobierno de Kenia fue uno de los hombres enmascarados que mataron hace tres días a casi 150 personas en la Universidad de Garissa. Así lo anunció este domingo (05.04.2015) el ministerio del Interior del país. El portavoz del Ministerio, Mwenda Njoka concretó que se trata de Abdirahim Abdullahi. De etnia somalí pero con nacionalidad keniana, su padre es un funcionario del norte del condado de Mandera que limita con Somalia.


"El padre ha informado a los agentes de seguridad que su hijo había desaparecido de casa (...) y estaba ayudando a la policía a encontrarlo en el momento en que tuvo lugar el ataque a la Universidad", dijo Njoka a la agencia de noticias Reuters. El presidente, Uhuru Kenyatta, dijo el sábado que quienes planearon y financiaron los ataques islamistas estaban "profundamente integrados" en la comunidad de Kenia e instó a los musulmanes a hacer más para luchar contra la radicalización.

Un funcionario de Garissa que no quiso ser identificado dijo que el Gobierno estaba al corriente de que Abdullahi, un antiguo estudiante de Derecho en la Universidad de Nairobi, se había unido a al Shabaab tras graduarse en 2013: "Era un estudiante
muy brillante. Pero luego se pasó a esas ideas locas". Al Shabaab dijo que el ataque en Garissa fue una venganza por el envío de tropas kenianas a Somalia para luchar junto con la Unión Africana contra la milicia islamista. El grupo, alineado con al Qaeda, ha amenazado con teñir más ciudades de Kenia "de rojo sangre".

Comienza el luto oficial

La policía ha aumentado la seguridad en centros comerciales y edificios públicos en Nairobi y en la costa este, donde son más vulnerables a los ataques de al Shabaab. Los ataques contra cristianos han dañado la tradicional relación cordial entre los cristianos y los musulmanes del país, y los clérigos dijeron que temen que las iglesias puedan ser objeto de ataques en la principal celebración litúrgica del calendario cristiano.

Por otra parte, hoy dieron comienzo en el país los tres días de duelo oficial por las 147 víctimas de la masacre. En todo el país ondeaban las banderas a media asta y los fieles recordaron a las víctimas en las misas de domingo de resurrección. También el papa Francisco recordó en sus oraciones en la principal eucaristía de Semana Santa a los estudiantes muertos en Kenia: "Pidamos a Jesús victorioso para que alivie los sufrimientos de tantos hermanos nuestros perseguidos a causa de su nombre", dijo el pontífice argentino.

MS (Reuters/dpa)