1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El Hermano Roger, la voz del ecumenismo

Hace cien años nacía Frère Roger, el fundador de la comunidad ecuménica de Taizé, que se hizo famosa en todo el mundo por su objetivo de querer reconciliar las confesiones cristianas y su mensaje a la juventud.

Hermano Roger.

Hermano Roger.

Roger Louis Schutz-Marsauche, más conocido como Hermano Roger, Roger de Taizé o Frère Roger, nació en Suiza el 15 de mayo de 1915. Su padre era pastor protestante. Estudió Teología en Lausana y Estrasburgo, y más tarde se estableció en la región de Borgoña, donde en 1940 fundó una comunidad ecuménica cristiana en Taizé. Su objetivo era conciliar las confesiones del cristianismo.

En tiempos de la Guerra Fría llegó a la Alemania Oriental, donde dio mucho que hablar por sus apariciones públicas. Su carisma, su personalidad apacible y su capacidad de escuchar a los más jóvenes fue tomada en cuenta incluso por la policía secreta del régimen de la ex RDA, la Stasi, quien lo incluyó en sus actas.

El Hermano Roger tenía el talento de escuchar a los jóvenes.

El Hermano Roger tenía el talento de escuchar a los jóvenes.

Apertura a los jóvenes

El Hermano Roger se caracterizaba por su apertura hacia los jóvenes, por su voluntad de traspasar fronteras, tanto nacionales como religiosas, y por su calma interior, aspectos que conservó “hasta una edad avanzada”, escribe Klaus Hamburger, un hermano de la comunidad durante treinta años, en su libro autobiográfico “Danke, Frère Roger” ("Gracias, Hermano Roger"), publicado este año. “No pasaba un solo día sin conversar con mujeres y hombres jóvenes de distintos países”, explica el autor.

Esa actitud sigue siendo todavía la más sobresaliente de la comunidad Taizé. Luego de terminar sus estudios de Teología, Roger Schutz compró una casa en Borgoña que fue hogar de muchos refugiados durante la Segunda Guerra Mundial, así como de judíos que habían huido del régimen nazi.

EncuentroTaizé en Francia.

EncuentroTaizé en Francia.

Taizé se expande por el mundo

En 1962, la comunidad tenía ya su propia gran iglesia y siguió unida a las diferentes tradiciones cristianas, reuniendo a miembros católicos y protestantes. Pero Taizé no es, en realidad, una confesión, sino que, según su fundador, es una hermandad abierta a la juventud del mundo. El Hermano Roger llamó en 1974 a un “Concilio de la Juventud” al que acudieron miles de personas. Desde entonces, hay hermanos Taizé en todo el planeta, en los barrios marginales de América Latina y en los puntos sociales álgidos de las ciudades africanas y asiáticas. Y, desde hace algunos meses, también en Kiev. Sin embargo, el teólogo que fue un ícono de esperanza para tantos cristianos en los años 70 y 80 nunca hizo llamamientos de tipo político.

Con el “Encuentro Europeo de la Juventud”, que Taizé inició en 1978 y que se realiza todos los fines de año, así como con su “Peregrinaje de la Esperanza” global, que comenzó en 1982, el Hermano Roger sentó las bases para un diálogo de reconciliación no violento entre los diferentes pueblos, religiones y confesiones. Animó a los jóvenes a marchar por su propio camino, además de apelar a la conciencia de los responsables de la clase política.

El 16 de agosto de 2005, el Hermano Roger fue víctima de una agresión que le costó la vida: una mujer psíquicamente enferma lo apuñaló en la iglesia de Taizé causándole la muerte, a los 90 años.

Este año se editó “Danke, Frère Roger”, de Klaus Hamburger (Editorial Asslar, aún no traducido al español), quien durante tres décadas fue hermano de la comunidad Taizé.

DW recomienda