1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Entrevistas exclusivas DW

El gobierno mexicano mantiene sus previsiones de crecimiento económico

Hacienda admite un posible efecto Trump, todavía incierto. El Banco Central, sin embargo, sí rebaja en medio punto porcentual sus expectativas de crecimiento para 2017.

Mexico Vanessa Rubio (Picture-Alliance/dpa/Epa/A. Cruz)

La subsecretaria mexicana de Hacienda, Vanessa Rubio, durante su rueda de prensa.

La secretaría de Hacienda de México mantuvo este miércoles (24.11.2016) su proyección de crecimiento económico para este año entre el 2.0% y el 2.6%. Un crecimiento animado, según ha enfatizado la subsecretaria del ramo, Vanessa Rubio, al ofrecer los datos, por el consumo interno, que ha compensado el contexto adverso. La debilidad de la producción industrial estadounidense y la menor producción de petróleo definieron, para ella, ese "contexto adverso".

Ayer, sin embargo, el jefe del Banco Central de México, Agustín Carstens, auguró que la economía mexicana se vería afectada por la incertidumbre provocada por la elección de Donald Trump en Estados Unidos y su intención de renegociar el tratado de libre comercio. Carstens mantuvo también, no obstante, su previsión de crecimiento para este 2016 en torno al 1,8% y el 2,3% y dijo que la pertenencia de ambos países a la Organización Mundial del Comercio mitigaría el efecto Trump.

El crecimiento del PIB en el tercer trimestre respecto al trimestre previo fue de un robusto 1%, informó horas antes de la publicación de las previsiones de Hacienda el instituto oficial de estadística INEGI. Y la Bolsa mexicana subió un 0,7%. Rubio mantiene el optimismo para 2017 con una previsión de crecimiento de entre el 2% y el 3%: "no tenemos ningún indicador tangible que nos haga revisar estas expectativas de crecimiento", dijo. Y especificó que ninguna de las políticas de Trump ha cristalizado todavía "y ahorita lo que tenemos son expectativas, son suposiciones y nosotros tenemos que trabajar sobre temas concretos, sobre políticas materializadas".

Rubio advirtió que habría que estar "vigilante" ante las políticas de su vecino del norte y se mostró abierta a reformar el tratado de libre comercio para "responder a las necesidades del siglo XXI" y confiada en la "posibilidad de diálogo".

Carstens, sin embargo, sí que rebajó sus expectativas de crecimiento económico para 2017 hasta entre el 1,5% y el 2,5%, medio punto porcentual menos que la anterior previsión del Banco de México. Aunque esto no lo achacó directamente al las consecuencias del efecto Trump, del que, dijo, "no tenemos todavía la claridad suficiente para poderlas mapear", sino a "las perspectivas de un crecimiento más lento en la producción industrial en Estados Unidos", su más importante socio comercial.

LGC (Reuters/EFE/dpa)

DW recomienda