1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El Gobierno español anuncia medidas de austeridad

Contradiciendo su promesa electoral, el Gobierno de Rajoy aprobó un aumento de impuestos y drásticas medidas de austeridad, que se traducirán en un recorte inicial de 8.900 millones de euros para reducir la deuda.

default

La portavoz del Gobierno y vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

“No se preveía este desfase presupuestario, por eso este gobierno se ve obligado a tomar medidas que no habría tomado en otras circunstancias”, dijo la vicepresidente y portavoz del ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría.

Los primeros afectados por las medidas de austeridad serán los funcionarios públicos cuyos salarios seguirán congelados en el 2012. El gobierno socialista del presidente José Luis Rodríguez Zapatero ya los había reducido en un 5% en el 2010 y los congeló en el 2011.

El congelamiento de salarios de funcionarios públicos es una parte de un primer paquete de austeridad con el que el gobierno conservador pretende reducir el déficit en los primeros meses de 2012. La meta anunciada es ahorrar 8.900 millones de euros. Adicionalmente serán recortados los presupuestos de los ministerios. Según la portavoz de gobierno el déficit presupuestal este año ascenderá a un 8% del Producto Interno Bruto (PIB), dos puntos más que lo previsto por el gobierno de Rodríguez Zapatero.

Pese a las promesas de campaña

Por ello, según explicó Sáenz de Santamaría, es inevitable la adopción de medidas adicionales. Pese a la promesa electoral del PP de no subir impuestos, el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó un fuerte aumento progresivo del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), que aumentará de un 0.75 por ciento en el primer nivel de renta, hasta un 7 por ciento en el nivel más alto, a partir de la base de los 300.000 euros anuales. Con esta medida el Ejecutivo español busca recaudar más de 6.000 millones de euros.

Adicionalmente aumentará el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para los dos próximos años que afectará a las viviendas con un valor catastral superior al promedio, siempre y cuando hayan sido actualizados después de 2001. Dicho incremento se aplicará progresivamente de manera que subirá más el impuesto a quienes cuenten con una revisión catastral más atrasada.

Sólo se salvan los jubilados

El salario mínimo de 641 euros al mes se mantendrá sin aumentos en el 2012, pero sí se aumentarán las jubilaciones en 1,0 por ciento. Rajoy había adelantado antes de asumir el gobierno el 21 de diciembre, que en el marco del drástico programa de austeridad los únicos que se salvarían de los recortes serían los jubilados. En el sector público fueron congeladas todas las plazas por lo que no hay contrataciones nuevas, con excepción de los sectores de educación y salud en donde un 10 por ciento de los puestos vacantes serán nuevamente ocupados.

Las medidas anunciadas son parte de un programa de ahorro definitivo que será puesto en marcha el próximo año y que será dado a conocer por el gobierno junto con el presupuesto del 2012 a finales de marzo.

El nuevo Gobierno conservador de Mariano Rajoy anunció que con las medidas de ahorro se recaudarán unos16,500 millones de euros en el 2012. Con ello España cumplirá con su compromiso ante la Unión Europea, de reducir el nuevo endeudamiento a un 4,4 por ciento del PIB a finales de 2012.

Autora: Eva Usi/ dpa/ Reuters

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda