El gobierno ′′equivocado′′ | La prensa opina | DW | 03.12.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

El gobierno ''equivocado''

Los comentaristas analizan la turbulenta situación política en Tailandia, que se agrava día a día.

default

Un manifestante adversario del Gobierno: "V" de la victoria.

Las manos en el regazo

Frankfurter Allgemeine Zeitung, Fráncfort: "La democracia es una forma de gobierno a veces estresante. Un demócrata debe vivir con el riesgo de que por algún tiempo detenten el poder los gobernantes "equivocados". El único camino para cambiarlo pasa por las próximas elecciones. A menos que uno viva en Tailandia y opine que es un derecho humano que el poder esté en manos de los que piensan igual que uno mismo. La oposición, que desea tener un Parlamento constituido por diputados nombrados a dedo, y la Justicia no sólo ponen el hacha en la raíz de una democracia semidesarrollada, sino que también pueden poner en peligro la estabilidad del país. No puede partirse de que los seguidores del gobierno defenestrado pongan ahora simplemente las manos en el regazo."

Limosnas y política redistributiva

Salzburger Nachrichten, Salzburgo: "Tailandia está profundamente dividida. Detrás de los líderes y sus consignas más o menos mentirosas se arraciman grupos sociales. Por un lado la población urbana, los intelectuales, los funcionarios, los militares y los realistas, es decir, la capa media; por otro, los habitantes de las aldeas y otros tailandeses que gracias a las limosnas y la política redistributiva de Thaksin tuvieron por primera vez la impresión de ser tomados en serio. Si es que existe una solución, ésta puede ser impulsada sólo por el principal responsable de la actuación situación: Thaksin, condenado a dos años de prisión por corrupción, debe tomar conciencia de que su carrera política ha terminado."

No se ve salida

De Volkskrant, Amsterdam: "La calma en Tailandia no durará mucho después del fin de la ocupación de los aeropuertos. Luego de su exitosa acción, los manifestantes intentarán sin dudar continuar presionando al Parlamento. Quizás hasta lo sitien nuevamente para evitar que vuelva al poder un gobierno 'equivocado', o sea condescendiente para con Thaksin. Por otra parte, los seguidores del Gobierno, vestidos de rojo, seguramente no se refrenarán más. Actualmente no se le ve salida a la explosiva situación. Lo único que parece seguro es que durante los próximos dos días habrá calma. Pues en Tailandia a nadie se le ocurriría armar desorden el día del cumpleaños del Rey, el 5 de diciembre".

El Berlusconi asiático

Neue Zürcher Zeitung, Zúrich: "Se trata de una lucha por el poder y las posibilidades de influencia. Es indiferente que den un golpe de Estado los militares o los jueces. Los gobiernos elegidos por una mayoría de la población no pueden imponerse contra la voluntad de una fuerte minoría amarilla. La élite de Bangkok cree que no puede defender sus intereses por la vía democrática. Los militares dudan acerca de a quién apoyar. Y en el medio se halla Thaksin, el Berlusconi asiático exiliado, que si bien es un autócrata y un corrupto, logra éxitos políticos también desde el exterior. Que Tailandia se estabilice pronto políticamente es más bien improbable."

DW recomienda