1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El Gobierno de Estados Unidos deberá reducir sus propias emisiones contaminantes un 40% para 2025

La Casa Blanca dice estar demostrando que se puede hacer crecer la economía mientras se lucha contra el cambio climático. Al menos un 30% del consumo deberá provenir de fuentes renovables.

El presidente estadounidense Barack Obama firmó hoy una orden ejecutiva para recortar las emisiones de gases de efecto invernadero de su propio gobierno, el mayor consumidor de energía del país, en un 40 por ciento respecto al nivel de 2008 en los próximos diez años, tratando de ahorrar 18.000 millones de dólares en costos energéticos. Además, las autoridades estadounidenses deberán obtener al menos el 30 por ciento de sus recursos de energías renovables como la solar o la eólica.

Obama señaló en el Departamento de Energía que el esfuerzo ayudará a Estados Unidos a "cumplir con algunos objetivos clave necesarios para reducir el cambio climático", así como para ahorrar dinero e impulsar la industria de las energías renovables. Estados Unidos, la Unión Europea y China se han marcado compromisos de reducción de emisiones. Quedan por anunciar medidas similares países como Brasil, Rusia, India, Sudáfrica, Japón, Canadá o Nueva Zelanda.

"El mejor año para la energía solar"

En 2010 Obama ya había ordenado que el gobierno redujera la emisión de estos gases en un 28 por ciento en relación a 2008. El gobierno estadounidense es el mayor consumidor de energía del país. El acuerdo se ve complementado con el compromiso de varios de sus principales proveedores, entre ellos IBM, General Electrics, Honeywell o HP, de reducir también sus emisiones de los gases responsables del efecto invernadero.

Obama no hizo declaraciones al firmar la orden, pero después se desplazó al Departamento de Energía, donde visitó una instalación de paneles solares en el tejado del edificio. "El año pasado fue el mejor para la energía solar en nuestra historia", comentó al apuntar que su Gobierno está demostrando que "es posible" que la economía crezca y, a la vez, hacer "lo correcto" para luchar contra el cambio climático "de una manera seria".

LGC (dpa / EFE)