El FMI alerta sobre una próxima crisis financiera global | Economía | DW | 24.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El FMI alerta sobre una próxima crisis financiera global

Se cierne una nueva crisis global, advierte el FMI, ya que muchos países no han logrado controlar a los bancos, y el sistema financiero no está preparado para enfrentar una nueva debacle.

default

El FMI advierte sobre riesgos cada vez mayores.

De acuerdo con expertos del Fondo Monetario Internacional, el sistema financiero global aún no está lo suficientemente preparado para combatir las crisis económicas como se esperaba que lo estuviera. Los mega grupos financieros globales siguen representando un enorme riesgo para la estabilidad del sistema, constataron especialistas de esa institución en un informe publicado recientemente. El Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) de Berlín llega a la misma conclusión respecto de Alemania.

El estudio del FMI tiene, por ahora, sólo carácter de debate, pero

Türkei Istanbul Olivier Blanchard Jahrestagung IWF und Weltbank

Olivier Blanchard, asesor del FMI, aprobó el informe.

cuenta con la aprobación del asesor económico de esa institución, Olivier Blanchard, y del gerente del departamento de Mercado de Capitales del FMI, José Viñals. Además, el estudio es contundente al indicar que todavía no se cuenta con un modelo a nivel internacional para reestructurar a los gigantes de la economía en caso de crisis, a fin de que no sea el contribuyente quien pague los platos rotos, sino los acreedores.

Pocos cambios en el sistema

El documento recomienda reflexionar urgentemente acerca de cómo se puede reducir la complejidad de los grandes grupos financieros, cómo reducir el alcance de sus negocios y cómo afinar su estructura económica. “En la mayoría de los países, la estructura de los sistemas financieros ha cambiado muy poco”, escriben los expertos en su informe. Además, ha aumentado la concentración de los adquisitores, ya que los bancos en problemas son comprados todavía demasiado a menudo por competidores más poderosos. También Mechthild Schrooten, profesora del DIW de Berlín, llega a la misma conclusión: “el número de bancos relevantes para el sistema financiero ha aumentado a lo largo de la crisis”. Actualmente, en el sector bancario se observa una gran tendencia a las fusiones, y las más afectadas serían las grandes instituciones bancarias. “Cuando fusionan los grandes bancos, se crean bancos de una envergadura aún mayor, y, con ellos, instituciones todavía más claves para el funcionamiento del sistema”, explica la experta.

Además, las voluminosas sumas para rescatar a los bancos, provistas por los gobiernos, han incrementado la presión existente. Se debe impedir a cualquier precio su quiebra, ya que ésta podría tener consecuencias dramáticas. Por esta razón, dichas instituciones se vuelven demasiado grandes como para caer. “Si la idea era disminuir la cantidad de mega bancos relevantes para el sistema, Alemania, al menos, no ha podido lograrlo”, explica Mechthild Schrooten en su investigación. Según ella, aún no se sabe exactamente qué es lo que ocultan los balances bancarios. Sin embargo, esos bancos podrían externalizar partes importantes de sus riesgos en los llamados ‘bad banks'. “Por eso”, señala Schrooten, “se puede partir de que los balances actuales están en mejores condiciones que dos años atrás”.

Nuevas pruebas de resistencia

Es posible que el nuevo test de resistencia al que serán sometidos

Frankfurt Syline - Deutsche Banken

Los grandes bancos pesan cada vez más sobre el sistema.

los bancos por el nuevo organismo de vigilancia europeo EBA demuestre si sus finanzas verdaderamente están saneadas. Hay 88 bancos, entre ellos, 13 bancos alemanes, que tendrán que ensayar un caso hipotético de recesión que se extiende hasta fines de 2012 y probar que no pierden demasiado capital propio. A fines de junio se podrá contar con los resultados. La primera prueba de resistencia, de acuerdo con expertos, no merece llevar ese nombre, ya que, hace un año, 91 instituciones bancarias no la aprobaron, pero sí lo hicieron los cuatro bancos que, poco tiempo después, llevaron a Irlanda al borde de la bancarrota.

Autor: Rolf Wenkel/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda